Capitulo 31

Nunca había visto a Taylor ponerse tan pálido. Me mira fijamente por un buen rato, entrecerrando los ojos, luego deja salir un lento suspiro, dejándolo silbar entre sus dientes. “No puedo decirlo con seguridad pero mi instinto me dice que era destinada para Christian”

Escucho el zumbido de mi sangre a través de mis oídos., un sonido no muy diferente al del canto de una cigarra. El repentino correr de oxigeno obliga a mi cabeza a la negación; el sentimiento mareado haciendo que mi vientre se retuerza de la peor manera posible. No sé si había una respuesta que hubiera preferido pero puedo decir con seguridad que esta no lo es.

Él aprieta sus labios en una línea ante la vista de mi rostro ceniciento, “Sra. Grey” Por un segundo se detiene, con el ceño fruncido. “Ana. ¿Estás segura que quieres escuchar esto?”

Solo puedo parpadear mi palabra mientras me pregunto lo mismo y batallo para mantener lo poco que comí hoy.

Después de su característico asentimiento corto, mira a lo lejos, perdiéndose en sus propios pensamientos analíticos, “Esos no quiere decir que no creo que tú estás involucrada, de hecho, tengo un presentimiento que todo este asunto es profundamente personal para un criminal. El tipo de persona que solo se puede obtener por desprecio”

Sus palabras arrancan un jadeo de mi respiración, “¿Quieres decir alguien que crea que lo lastimamos?”

“Hhm, si, pero es más que eso. Si yo fuera a definir a esta persona me imagino que su comportamiento estaría fuera de su carácter normal. Él está siendo conducido a medidas extremas por algo que lo ha tocado profundamente. Él siente la necesidad de crear algo bien en su mundo y su percepción es que Christian y hasta cierto punto tu, lo desvirtúa”

Como ver un accidente de tránsito, la conversación me parece extrañamente interesante. Taylor habla con tanta seguridad que es difícil no seguir la historia que teje. “¿Cómo un crimen de pasión, una rabia ciega temporal que te hace hacer cosas que tu normalmente no harías?”

Aún reflexivo, él no me ve a los ojos. “Si. Exactamente así. Mira la bala como un ejemplo, la Dra. Trevelayn dijo que se alojó y se multiplico, eso no era consistente con un proyectil de cacha de cobre duro. Por lo general, un francotirador usaría una ronda de cacha de cobre. Tendría que ser de un calibre decente por la distancia que necesitas que viaje para que alcance el objetivo, como este hizo obviamente, pero como ellos son excelentes tiradores ellos no necesitan los complemente de lujo para que sus balas hagan el tiro mortal. Cosas como una bala con punta hueca más suave que traspasa la piel haciendo una gran herida y dejando todo en el medio hecho pedazos a causa de dicha multiplicación de setas es innecesaria.”

Brevemente se centra en mí, tal vez para asegurarse de que estoy siguiendo su explicación o tal vez para ver mi palidez. “Te estoy siguiendo” digo, lamiendo mis labios. Me siento sobre mis manos para que dejen de estar inquietas.

Aparentemente satisfecho de que no estoy a punto de desmayarme sigue el hilo de nuestra conversación, “Un proyectil duro como la bala tendría que haber viajado directamente a través de una parte carnosa como el brazo de Christian pero en su lugar se alojo, lo que significa que se utilizo una de tipo de bala con cabeza redonda. Estoy bastante seguro de que no era una punta hueca o bien, no hay el daño suficiente para pensar eso” él hace una mueca de simpatía como imaginándose el daño que haría una bala de punta hueca.

“Mi conclusión es que fue una mezcla de plomo y cobre, para hacer una punta mucho más suave que se podría usar para cazar”

“¿Cómo de animales?” la nota de incredulidad subraya mi sorpresa ante su declaración perfectamente. ¿Por qué va alguien a usar un rifle de caza para disparar contra nosotros?”

“El mismo. El tipo es claramente brillante pero él definitivamente no quiere tener historia policial o militar y él no es un francotirador profesional. Vamos a ser capaces de hacer algunas suposiciones razonables una vez que veamos la pieza incrustada en el brazo de Christian, desafortunadamente no podemos comparar la bala con el arma a menos de que tengamos el rifle real para comparar que coincida con las estrías en la bala de cañón pero no sabemos con seguridad el calibre”

  1. La mayoría de eso se fue a mi cabeza pero creo que tengo la esencia de la misma, vamos a tener algunas pistas. “Aun no entiendo la parte en donde esta persona está actuando fuera de personaje”

“Hacer lo que hizo hoy no es normal para él: él no conoce sobre hacer un tiro profesional a alguien, ha cometido demasiados errores. La bala, estoy casi seguro, va a probar que fue disparada de un rifle para cazar. El ámbito de aplicación que uso, brillaba en el sol, porque él estaba a la intemperie, en la azotea. Delató su posición y finalmente le costó el disparo de la muerte. Eso fue lo que aviso a Christian justo antes de que él disparara.”

Él habla de una manera –de-hecho-que-, los términos, matar, proyectil, alcance, todas de repente parte de los términos empujándose en mi cabeza. “Entonces, ¿así fue como Christian sabía lo que veía? Él salvó nuestras vidas” Mi susurro ronco aporta un visión y con ello un nuevo lote de –que-tal-si, si este psicópata fuera un poco más profesional alguno de los dos o los dos estaríamos muertos ahora mismo.

¡Maldito hijo de puta!

Patino por las etapas de la ira, apenas parando en la molestia, frustración o exasperación y voy directamente a hostil, saltando de inmediato de la silla estándar de hospital azul de plástico, las patas metálicas resonando contra el suelo en protesta de mi levantamiento rápido. “¡Lo han podido matar! Sin esposo, sin un padre para Chris. ¿Quién es este loco maldito? ¿Por qué no lo hemos atrapado? ¡Él está aun ahí afuera!” le grito a Taylor como si él no supiera, mis brazos agitándose locamente.

Los ojos redondeados de Taylor traicionan su conmoción por mi arrebato solo un segundo luego su mirada se vuelve desconcertada, “Uhm…” dice ante mi cara deslumbrante.

Mi hostilidad da paso rápidamente a la histeria, mis manos vuelan a mi rostro, cubriendo los sollozos desgarradores. Mis hombros se sacuden con el peso de respiraciones trepidantes mientras gimo mi frustración y miedo. De repente me siento violada, como si algo muy privado y querido ha sido arrebatado de mi. Me siento expuesta, como si el peligro estuviera al acecho en cada esquina, cuando me doy cuenta de que es mi paz mental.

Hasta hoy, en el fondo de mi mente, creía que Christian estaba exagerando con su forma habitual prepotente. Que la amenaza no invadiría nuestras vidas de una manera tan personal. Ahora me estoy preguntando si quedarme en Seattle por el momento, es una buena idea.

Con mi nuevo compañero constante de temor, jadeo, “Taylor, ¡Chris está solo con Grace! ¡Tenemos que buscarlo!”

Taylor se levanta de su silla y me agarra por los hombros, su tono de voz mesurado barítono y sus palabras compuestas forzándome a tranquilizarme. “Sra. Grey, nunca dejaría a Chris sin protección; soy un profesional después de todo. Grace tiene su propio personal de seguridad. Ella está con Grace todo el tiempo, tú simplemente no la notaste. Ella está ahora con ellos”

Por supuesto.

“Oh.. Está bien” digo con mi voz todavía balbuceante por mis lagrimas pesadas. Dejo salir un suspiro largo a través del circulo de mis labios, sintiendo que el equilibrio retorna. “¿Por qué no hemos agarrado a este tipo aun?” ahora mi mirada es suplicante mientras le planteo a Taylor la pregunta y al universo en general.

Él deja caer una mano, empuñándola a un lado. Dos dedos de su otra mano masajean su frente mientras mira hacia sus zapatos, “No lo sé Ana. Nada encaja. Mi primer pensamiento fue el Sr. Lincoln” moviéndose hacia atrás, se sienta de nuevo, entrelazando sus dedos detrás de su cabeza mientras mira al techo, como si estuviera pidiéndole ayuda a la Divinidad.

Mi entrecejo se frunce con un ceño sorprendido, “Lincoln, ¿como el ex esposo de Elena?”

“Sip. Esta es en realidad la historia de Christian para contar pero, él arruino a Linc en su negocio no mucho tiempo después de que te fuiste. Él compró las acciones de su compañía por debajo de él. Desmantelo la compañía, vendiendo las piezas. Pienso que hizo un buen dinero de eso pero, su motivo fue sin duda fue algo más que el beneficio normal.”

Asiento con la cabeza, recordando que Christian menciono que Linc molió a Elena a golpes cuando se entero de que estaba teniendo un amorío. No sé por qué pero, la noticia me impacta, Christian es muchas cosas pero vengativo no es como lo conozco. Supongo que debe significar que él aun siente algo por ella.

Él está casado contigo. ¡De nuevo! Mi subconsciente está meneando un dedo severo hacia a mi; sus ojos abiertos mientras me mira sobre el borde de sus gafas aladas.

“Así que, ¿tú piensas que era Linc vengándose de Christian?” pregunto mientras me siento, mis piernas están gelatinosas por el viaje emocional en el que he estado las últimas horas.

“Si, lo pensé pero después de comprobar y verificar, no cuadraba. Obviamente lo tenemos bajo vigilancia, solo para estar absolutamente seguros pero puedo apostar lo que sea a que no es él”

Está bien.

Ahora él encuentra mi mirada, un destello de vacilación, luego continua. “Con Linc fuera del panorama pensé que tal vez José” él deja que la declaración cuelgue, dándome tiempo para ajustarme a la idea. “Perdóname Ana, obviamente Christian compartió los detalles conmigo cuando él se encontró contigo en Miami. Con el nivel de seguridad que él necesita, no tenemos el lujo de tener secretos” se encoge de hombros; momentáneamente vislumbro la responsabilidad que lleva sobre él. Puedo ver lo mucho de nuestra amenaza que está asumiendo.

Mi rostro se inunda con un rubor avergonzado, rompo el contacto visual. Si José estaba efectivamente involucrado en esto, seria todo mi culpa. Mirando hacia atrás el e-mail que escribí en el avión y se lo envíe justo después de que aterrizamos parece como una excusa para una disculpa ahora.

“¿Y qué piensas ahora?” mi corazón está latiendo tan fuerte que lo oigo en mis propios oídos, ese escalofrío de ansiedad esparciéndose por mi piel como un brillo de sudor pegajoso por mis extremidades lisiadas.

“¿Honestamente? Él no se cuadra en algunos aspectos del proyectil. Ciertamente, puedo verlo estando molesto, amargado, resentido pero ¿un intento de asesinato?” él acaricia su barbilla, pensativo. “A menos que… Ana ¿estás segura de que le dijiste a Christian todo? ¿No hay cosas  importantes que hayan pasado entre ustedes dos que nos pueda ayudar aquí?”

Sobresaltada sacudo mi cabeza, vehementemente, “Le dije todo a Christian y nunca, ni una vez revele ninguno de los secretos de Christian” trago, esperando obtener algún alivio de la lija que recubre mi garganta. “Mira, José puede ser muy apasionado por las cosas, por ese fuego latino en su espíritu y puedo dar fe del cambio en él después de que yo… de que yo hice lo que hice pero… pero simplemente no lo veo. Mi papá aun se ve con José padre, por todo lo que cuenta, José ha estado feliz, incluso comenzó a salir de nuevo.”

Taylor se inclina hacia delante, sus codos en las rodillas, sus manos entrelazadas. “A él nunca le gustó Christian y estaba desesperadamente enamorado de ti, cualquier tonto podía ver que él te quería pero estoy de acuerdo. Si no hay otro motivo no lo veo a él yendo tan lejos”

“¿Lo tienes bajo vigilancia también?”

“Tratamos de cubrir cada ángulo posible, así que si, lo tenemos vigilado. Él viaja mucho por trabajo, cuando está grabando en locaciones aisladas no siempre es fácil llevar un control sobre él pero al menos entonces, sabemos que está fuera del país.”

“¿Supongo que hemos correlacionado las fechas de sus viajes con las cosas que nos han estado sucediendo?” lo veo por la esquina de mi ojo, mordiendo mi labio nerviosamente.

Él se eriza levemente, sentándose un poco más recto, “Lo hemos hecho Sra. Grey, algunas de ellas corresponden pero para otras él estaba definitivamente lejos” después de una pausa continua, más para sí mismo que para mí, “Por supuesto que él podría estar trabajando con alguien, lo mismo pienso de Linc pero en un caso como este sería muy inusual, especialmente considerando que tan personal parece estar tomándoselo esta persona.” Veo su frente fruncir el ceño con concentración; mentalmente lo veo tratando a su manera y haciendo que el rompecabezas encaje.

Ah, ahora soy la Sra. Grey de nuevo, me doy cuenta de que he sobrepasado la raya al cuestionar su profesionalismo.

Caemos en un silencio inquietante, melancólico, guiando mis pensamientos perfectamente de vuelta a mi esposo que aun está en cirugía. ¿Cuándo vamos a tener alguna noticia?

Minutos más tarde Grace aparece con Chris de la mano, estoy extremadamente aliviada de verlo; y a ella en realidad. Esta vez también me percato de su sombra, una mujer joven, afroamericana, fuerte que hace muy bien la mezcla en el fondo, pero sus ojos brillantes, no la hacen menos observante.

“Hey amiguito, ¿Cómo estuvo el helado?” dejándome caer lo agarro en un abrazo de osos, hundiendo mi nariz en su cabello, eternamente agradecida por el calor vital de su pequeña forma saludable. Mi hijo precioso.

“Estuvo bueno mami, ¿podemos ver a papi ahora?” lo neutral de su tono y espíritu es perturbador, agarrando mi corazón en un aplastamiento preocupado.

Lo sostengo en el abrazo, lo levanto mientras me empujo sobre mis rodillas para sopesar su peso. Cuando veo a Grace a los ojos veo mi preocupación reflejada allí. Presionando sus labios ella sacude su cabeza, viendo a Chris mientras acaricia su espalda con la palma de su mano – tranquilizándolo.

Su expresión y mis pensamientos son los mismos. Él ya está siendo afectado por el cambio feo de los eventos de hoy. La veo para alguna respuesta a su pregunta, levantando suavemente una ceja.

“¿Estás bien para tenerlo mientras busco noticias de Christian o aun necesitas algo más de tiempo?”

“No mamá, ya hemos terminado, por ahora. Gracias por cuidarlo y por favor… tráenos buenas noticias”

Su asentimiento la tiene mirando al suelo, estoy casi segura de que es para que no viera la preocupación en su mirada. Se da vuelta con elegancia, caminando con su paso profesional y controlado.

Sentándome dejo a Chris a horcajadas sobre mis piernas para poder hablar con él cara-a-cara- “Amiguito, entiendes que papi va a estar adolorido por las próximas semanas. Vamos a tener que ser muy sutiles con él. Solo abrazos suaves” levanto su barbilla con mi dedo, buscando en su carita triste

No dispuesto a mirarme él está de acuerdo pero su corazón no está en ello, “Mm-hm” está claro que se le está haciendo difícil de entender.

El regreso de Grace interrumpe nuestra conversación madre-e-hijo, “Ana, Jason, él estará despierto en un minuto más o menos. El cirujano dijo que todo salió bien. Aparentemente les tomo mucho tiempo encontrar las diminutas astillas de hueso pero va a recuperar el uso completo del brazo una vez que haya sanado” El tono blanco como la tiza de antes en su piel ha retomado algo de su brillo rosa habitual.

Cierro mis ojos y levanto mi cabeza hacia el cielo, agradeciéndole a Dios por responder a mis fervientes y apresuradas oraciones. Estoy empezando a sentir como que le debo una deuda. “¿Podemos verlo ahora?”

“Creo que él querría eso” ella sonríe amablemente hacia a mí. “Ve tu primero; yo llevaré a Chris en un minuto” leo entre las líneas de su oferta: revisa y asegúrate de que Christian luzca suficientemente bien para ver a Chris antes de que lo perturbemos más.

Con un suspiro profundo y una sacudida de mi cabeza puedo sentir las lagrimas picar detrás de mis ojos. Estoy tan agradecida de su mano fuerte y guía ahora mismo. “Gracias” le digo, inclinando mi cabeza para enfatizar mi gratitud.

“Amiguito, voy a ver a tu papi para ver si está listo, ¿te quedarías con la abue por un minuto o dos?”

Sin una palabra agarra con su pequeño puño un manojo de la manga de mi camisa, su cabeza encuentra el hueco de mi cuello donde se aloja en esa forma terca que ha heredado de su padre, “huh-hu”

Al igual que papá, él es inamovible cuando se pone de esta forma. “Chris, cariño” suspiro mientras trato de poner un poco de distancia entre nosotros para poder razonar con él. “Solo será un minuto bebe; ¿puedes darle a mami un minuto?”

Se entierra más profundo, solo presionándose más cerca. Esta vez el huh-hu es amortiguado cuando murmura contra mi piel.

Le doy a Grace una mirada resignada pero se la pierde mientras sus ojos se arrugan en las esquinas con gozo. Ella cubre su boca con la mano, a pesar de nuestras circunstancias ella tiene que contener las risas mientras reconoce una mini versión de Christian en mi regazo.

Taylor nos sorprende por ser quien le de la curiosidad para alejarlo de mi, “Hey campeón, mira lo que tengo aquí. Es un cronometro y lo tengo configura en 60 segundos. Eso es exactamente un minuto” lo veo teclear su teléfono inteligente pero permanece sentado, hablándole a Chris en una voz sin presiones de conversación.

Siento como mi niño responde al voltear su cabeza hacia Taylor mientras su interés despierta pero él no está listo para ir aun. Le doy a Taylor una sonrisa alentadora sobre el hombro de Chris.

Mirando my interesadamente a su teléfono Taylor continua atrayéndolo, “Así que lo voy a configurar de esta forma. Y luego voy a presionar este botón que va a empezar la cuenta regresiva. Va a hacer un gran ruido cuando el tiempo de mami se haya acabado, luego voy a correr hacia allá, solo que tengo que encontrar a alguien para competir conmigo” se toca la barbilla pensativamente con un dedo.

Chris está de repente en posición vertical, mientras agarra aliento. “Déjame ver, luego voy a competir contigo” Sin ni siquiera mirar hacia atrás se baja de mi regazo y se sienta en el de Taylor, completamente atrapado.

Aprovecho mi oportunidad y voy a la carrera al lado de Christian, más que nada quiero estar allí cuando abra sus ojos. Mi corazón tenso late locamente mientras empujo las puertas de su suite privada. Su magnífico pecho desnudo es solo visible por debajo de la endeble manta. Ambos brazos están descansando a los lados de su cuerpo, sobre la manta, el izquierdo vendando.

Verlo, acostado allí, aun pálido me tiene tambaleándome en la posibilidad de perderlo. Involuntariamente muerdo mi labio, extrayendo sangre del golpe apenas curado en un esfuerzo por frenar la ola creciente de miedo y desolación.

Mi corazón, mi amor.

Tiernamente, reverentemente acaricio su frente, su mandíbula esculpida, sus hermosos hombros bien torneados y el bíceps de su brazo derecho, luego sus ojos se abren. “Nena” dice y sonríe. Solo Christian puede lucir rompe corazones y precioso al despertar de una cirugía después de una herida de bala.

Me inclino para besar su frente, persistente y amando que mis labios estén presionados a su piel cálida y tranquilizadora. “Esposo mío…” mi murmullo es interrumpido por un ronroneo agradecido. Pueden ser las drogas hablando pero, de nuevo, es posible que solo sea él, obviamente se siente bien para acurrucarse en el hueco de mi garganta y captura la sensación furtiva de un seno convenientemente aplastado contra la parte inferior de su cara.

Me rio luego me enderezo inmediatamente cuando oigo la prisa inconfundible de un niño emocionado. “Papi, papi, ¿Te pusieron una curita? ¿Es una grande? ¿Te dieron helado? El helado siempre hace que todo sea mejor” la caída de su charla es seguida por el clamor rápido sobre la cama de Christian, su cara brillando con emoción.

Guao, su cambio mercurial en estados de ánimo supera incluso a su padre. “Amiguito, recuerda que debes ser sutil con papi ¿está bien?”

Después de una solemne inclinación de cabeza su atención está de vuelta con Christian, expectante, “Hola bebé” Christian dice pasando sus dedos por el cabello de Chris. Hay un respeto y admiración definitiva en su voz un poco ronca, feliz de estar vivo aquí con su familia alrededor de él. “No tengo una curita, tengo una venda, mira qué grande es”

Sin importar el dolor que pueda causarle levantar su hombro izquierdo, mostrando el vendaje de primera. “¡Guao!” Chris está muy impresionado, ahora con la intención de comparar cicatrices de batalla. Él se sube el pantalón sobre la pierna para mostrarle a Christian la cicatriz de dos pulgadas que se ubica a la derecha de su rodilla. “¡Esta necesito tres curitas!” él sostiene cuatro dedos en el aire, haciéndonos sonreír a todos.

“Estuve bien después de esa caída” le dice a Christian mientras frunce su ceño con sus pensamientos, luego coloca su pequeña mano sobre el hombro de su papá, “Tu también vas a estar bien” la entrega sincera es adorable y le gana un abrazo armado de su abrumado padre.

Estoy agradecida por la llegada de Grace en ese momento; eso mantendrá que mis chicos vean que tan cerca estoy de descomponerme, “Querido” su tono transmite muchas cosas diferentes: alivio, amor y una medida mesurada de molestia.

 

Ella agarra su mano y acaricia la parte posterior en su mejilla. “Odio cuando me asustas así. ¡Tu hombre tonto, deberías saberlo mejor!” su acento es ligeramente regaño. Supongo que es porque acaba de salir de cirugía; bajo otras circunstancias creo que ella sería mucho más dura con él.

 

Es mi turno para entrar y no siento la mitad de pena por él como ella, “¡Tonto no empieza a describirlo, tú tienes una familia en que pensar, no puedo creer que te hayas puesto en riesgo de esa forma!”

 

Mi querido esposo, enloquecedoramente frustrante hace lo que sabe hacer mejor, agarra el aire de mis velas enojadas, “¿Por qué Sra. Grey?  Estoy encantado de ver que te preocupas tanto por mí. ¿He de suponer por tu pequeño arrebato que me has extrañado?” como si la sonrisa que hace que mi ropa interior caiga no fuera suficiente él me da su sonrisa HD con un guiño lascivo.

 

¡Deos!

 

No puedo evitar reírme. Él debería estar débil y lento pero en su lugar está juguetón. “Si Sr. Grey” muevo mi dedo hacia él en mi mejor imitación de maestra. “¡Me importa! ¡Me importa un montón, carajo!” Mi voz se tambalea cuando la realidad elige este momento para golpearme fuerte y duro. Un gran sollozo lagrimea desde mis labios y un chorro de lágrimas calientes sigue en su estela. Corro al lado libre de Christian, lanzando mis brazos alrededor de su cuello, no con mucho cuidado.

 

Hablando de mercurial.

 

“Te amo mucho” murmuro a través de mis lagrimas repentinas.

 

“Hey nena, por favor no llores. Estoy bien. Yo también te amo” su susurro suplicante penetra el velo de mi miseria, recordándome de que tengo que ser fuerte por él y por nuestro hijo.

 

Aun en el hueco de su cuello, suprimo la caída de agua efusiva, ansiosa de ser esa que mi familia se pueda apoyar en esta crisis. Con una fila de besos relamidos en su rostro me alejo, poniendo mi cara de –mamá-a-cargo “Cierto, tú necesitas un poco de descanso Sr. Grey para que cuando Taylor y los chicos vengan más tarde tú puedas hablar. Estoy segura de que estás ansioso por algunas respuestas. Chris y yo iremos a comer algo en la cafetería abajo y te daremos algo de paz. Vamos a regresar un poco más tarde. Voy a desempacar tus cosas”

 

Manteniendo mi mente alejada de este horror va a ayudarme a enfrentar esto. Me lanzo a la tarea servir de desempacar los artículos de aseo y ropa de Christian, pongo su laptop en la mesa de noche, luego saldré a buscar a alguien que organice más camas para la noche. No hay manera de que voy a dejar a mi esposo herido solo en este hospital. Sé que él no nos dejaría ir a casa así que también nosotros podríamos estar aquí en lugar de algún hotel al azar.

 

Con la influencia de Grace es fácil organizar dos camas extra para la noche, sin duda, Chris va a estar emocionado – para él esto parecerá una aventura. La habitación es un poco pequeña para acomodar tres camas pero planeo poner la mía junto a la de Christian.

 

Encuentro a Chris donde lo dejé, todavía en la cama de Christian, hablando y frotando sus ojos cansados. “Vamos angelito, vamos a dejar que papi descanse. Podemos comer algo y luego vamos a poder dormir aquí esta noche!” Christian abre su boca para protestar pero Chris ya esta saltando en la cama, gritando su alegría.

 

Mi esposo me envía una mirada oscura, comprensiva ante mi plan de intriga pero lo ignoro. Nada en el mundo me va a apartar de él esta noche. Después de otro beso nos despide, “Lleva a Taylor contigo” su último mandato mientras dejamos la habitación es entregado en su voz dominante, para no ser rechazada.

 

Sí señor, pienso para mí misma y sonrío mientras llevo a mi hijo para buscar comida. En el pasillo nos encontramos a Taylor quien está en una discusión profunda con otro tipo de seguridad. Nos detenemos un poco lejos, esperando a que él termine. Un momento después, él nos llama; “Sra. Grey, estoy seguro de que usted recuerda a Sawyer”

 

El hombre de hombros anchos gira; una sonrisa irónica se tuerce en su boca. “Bueno, bueno, bueno. Si es la artista infame del escapismo. Me alegro de verla Sra. Grey” su voz se llena de sarcasmo y gracias a Dios, con alegría también.

 

El calor de mi rostro se siente como un horno encendido, mejillas, oídos, cuello, cada pedacito de mi piel se muestra de color rojo brillante. Veo el punto rosado en los oídos de Taylor, él también está sintiendo lo incomodo de la situación. “Luke, que bueno verte” digo en reconocimiento.

 

Traga saliva.

 

Sacudo su mano, esperando en vano que él no note el tono escarlata en mi rostro. La explicación de Taylor está a la mano, “Solo un trabajo privado rápido, mientras esperamos a los otros tres, yo necesitaba a alguien que ya conociera la historia y Sawyer estaba libre”

 

Luke es la opción obvia, pero no menos embarazosa para mí. Pongo a Chris delante de mí, ansiosa por salir del tema, “Este es Chris” digo sin rodeos.

 

Los ojos de Sawyer se iluminan en reconocimiento y entendimiento, como si él ya hubiese sido informado. Él extiende su mano grande a Chris, “Hola pequeño hombre, estoy a la guardia de la puerta de tu papi esta noche”

 

Me encojo.

 

Chris sacude su mano, asentando con la cabeza de nuevo y luego me salva, “¿Mami podemos ir a comer ya?” pregunta, mirándome sobre su hombro. Hombre como lo amo. Buen momento amiguito, pienso.

 

Se pasan una mirada entre ellos luego Taylor deja a Sawyer para que vigile la entrada de la habitación de Christian.

 

¡Uff!

 

“Lo siento por eso Sra. Grey; no tuve tiempo para advertirla” él parece genuinamente arrepentido, pero incluso si no lo estuviera no puedo reprochárselo. Yo fui quien trajo esa incomodidad para mí misma.

 

“Lo entiendo, no te preocupes por eso” puedo ser amable ahora, lejos de Sawyer aunque él no parece estar guardando rencor.

 

“¿Cómo está el Sr. Grey? Me perdí en ver como estaba, tuve que llevar la bala a un amigo de balística”

 

“Él está bien, como él mismo. Aunque estoy tan molesta con él, de que haya tomado el riesgo innecesario con su vida”

 

Taylor se encoge de hombros, reconociendo mi derecho de estar molesta pero también conociendo a Christian muy bien como para no esperar menor cosa.

 

En el comedor del hospital Chris come algunos bocados y rápidamente cae dormido con su cabeza sobre mi regazo mientras Grace y yo hablamos, no listas para hacer frente a la cuestión fea de nuestra amenaza. Después de la comida de mierda nos dirigimos de nuevo a donde Christian, cansada y estresada.

 

Justo cuando llegamos a la puerta de Christian, el pasillo tranquilo se llena con sonidos y las formas voluminosas de Collins, Brandon y Carl. “Guao, ¿ya están de regreso de Portland? Eso fue rápido” Eso es un viaje ida y vuelta de cinco o seis horas.

 

“Si, ma’am. Hicimos un vuelo bajo para volver aquí” Brandon me lanza una sonrisa burlona. “¿Alguna novedad?” él mira a Taylor quien está con un gesto claramente de ceño serio hacia sus colegas más jóvenes, despreciando su propia seguridad y los limites de seguridad. Encuentro reconfortante que a pesar de su aspecto fornido el borde de la preocupación en el barítono profundo de Brandon es obvio. Christian tiene una forma de inspirar respeto y lealtad en las personas.

 

¡Excepto de este loco, maniático disparando! Los pensamientos poco caritativos y la elección de palabrotas que tengo para este idiota sin rostro que está amenazando a mi familia son interminables.

 

Los tres logran parecer avergonzados ante la mirada vergonzosa de Taylor, “El Sr. Grey salió bien de la cirugía. Acompáñenos, vamos a informarle ahora”

 

Brandon está a mi lado, “Déjeme llevarlo por usted ma’am” él sostiene sus brazos para que le entregue a Chris que está cubierto sobre mi hombro, fuera de combate.

 

“Gracias” con el máximo cuidado que soy capaz se lo paso a Brandon. “Voy a ver qué Christian esté despierto para recibir visitas” Mientras paso a Sawyer, levanto mis dedos en una onda tentativa, veo que la sonrisa sardónica no ha dejado su rostro.

 

El sonido de mi entrada alerta a Christian, haciéndolo que se voltee hacia a mí, mirando lejos de su laptop, frotando sus ojos. “Hey nena, ¿en dónde está Chris? ¿Cómo estuvo la cena?”

 

“Deberías estar descansando Sr. Grey” lo amonesto pero realmente no tan sorprendida de que este despierto. “Brandon lo tiene, él está dormido y la cena estuvo terrible” arrugo mi nariz y Christian se ríe

 

“¿Taylor está afuera?”

 

“Si y todos los demás. Ellos quieren informarte antes de que nos vayamos a dormir”

 

“Está bien, pero antes ven aquí”

 

Sus ojos me siguen mientras camino hacia a él; me hace señas con su brazo sano. Cuando llego a su lado envuelve su brazo fuerte alrededor de mi cintura. “¿Estás bien?”

 

Siento como que quiero acurrucarme en el hueco de su cuello y llorar hasta que mi corazón se rompa pero no lo hago. En su lugar pongo mi cara valiente. “Tan bien como puedo estar, bajo las circunstancias. Estaré aun mejor si te tomas en serio tu lesión y tomas las cosas con calma” le doy una mirada afilada a la laptop.

 

Después de un momento de vacilación, él cede. “Lo intentaré. Yo simplemente… Mierda Ana. Si hubiese sido tu o Chris en mi lugar…” su agarre me acerca más.

 

“Lo sé” de hecho sé exactamente cómo se siente porque lo que el teme me ha pasado a mí, a nosotros. Él fue herido de bala, casi lo matan. Yo solo deseo que él pudiera verlo desde mi punto de vista.

 

Después de nuestro momento a solas dejo que el equipo de seguridad entre. Me volteo hacia la cuna y Brandon acuesta a Chris allí. Para ser un hombre tan grande su gentileza es conmovedora. Con raspones fuertes, ellos reordenan algunas sillas para acomodar sus grandes formas. Me siento junto a mi esposo en su cama. De ninguna manera lo voy a dejar que me oculte algo.

 

“Me alegro de verlo en una pieza señor” el intento de Taylor por ser seco cae miserablemente mientras su voz se quiebra en un momento crítico, dando a conocer su sentimiento. Él se preocupa por Christian; no creo que nunca se lo hubiera perdonado si hubiesen matado a Christian.

 

“Me alegro de estar en una pieza” Christian sonríe, diciéndole a Taylor en su propia forma de que recibió el mensaje. “¿Qué han encontrado?”

 

Él aclara su garganta, “Sin lugar a dudas una ronda .308 señor. Ninguna sorpresa allí, es muy fiable en distancias más largas y si el objetivo es golpeado correctamente, muy efectivo” él saca su teléfono y manotea una imagen a la vista, enseñándosela a Christian. La bala recuperada está a la vista y de repente entiendo que quería él decir con lo de las setas. Lo que asumo es que la parte de atrás está todavía intacta pero la parte de enfrente parece salpicada contra algo plano. Es casi el tamaño doble de la parte trasera y completamente deformada.

 

Él continua, dejando que su teléfono circule entre nosotros. “La cosa interesante es que se multiplico en setas. Significa que la punta era suave pero sospecho que pesada por el calibre. Tal vez 160 gramos o menos seria mi conjetura” él ve la mirada sorprendida de Christian y asiente con la cabeza, el entendimiento tácito ya está en su lugar.

 

“No tengo la menor duda señor, que el tirador uso un rifle. Eso explica la punta suave, la distancia efectiva del viaje, el orificio a través de la pared de cristal en Escala y en última instancia el por qué usted no ha sufrido una lesión más severa con la salida de la herida del tamaño de un plato de sopa”

 

Veo que el gris en la mirada de Christian se vuelve casi negro mientras su ira de esta mañana resurge. “¿Un maldito rifle de cazar? ¿Qué mierda significa eso?”

Link para el capitulo 32

8 thoughts on “Capitulo 31

  1. fanny rebellon says:

    Excelente capitulo, me encanta el cariño que le tienen los guardaespaldas a cristian, sobre todo Taylor, fue cruel lo que paso pido ser Ana el tipo tubo que tener muy bien enfocado a Cristian, es un desgraciado, gracias monique muy bueno y Kereny gracias amiga como siempre genial, ya te extrañaba.

    Like

    • KereCB says:

      Fanny gracias por el apoyo. Si la situación del personal de seguridad y Christian es de lealtad pura y absoluta. Disculpa tanto tiempo, fue debido a fallas técnicas…
      Un abrazo

      Like

  2. Janitzia Berrido says:

    Como siempre un capítulo sin desperdicios. Y la forma de Christian hacia Ana me derriteee, cuando la toma por la cintura y le pregunta que si está bien. Ayyy me fascinaaaaa. Y el respeto y la incondicionalidad de Taylor hacia Christian es admirable. Me encanta Taylor. Tengo la sospecha de que el ex esposo de la Robinson es el que quiere matar a Christian o el ex jefe de Ana. No creo que José dé para eso. Además se le pegaría la culpa a Ana. Creo que tiene que ver con Christian, pero vamos a esperar pueden haber sorpresas…..GRACIAS, GRACIAS DE CORAZON, KERE…..

    Like

    • KereCB says:

      Gracias a ti Janitzia por el apoyo siempre…
      Si la lealtad de Taylor es algo que Christian se ha ganado y ya veremos poco a poco quien esta detras de toda esta locura…
      Un abrazo!
      Kx

      Like

  3. Ana says:

    Buen capitulo, siempre característico de Monique Gracias. También tus traducciones Kare,indispensables para comprender esta novela. Muchas gracias. Besos

    Like

    • KereCB says:

      Gracias Ana, que bueno que te ha gustado la historia de Monique 😉
      Y para mi es un placer que esta historia pueda llegar a muchas GreyAdictas, que no nos cansamos de nuestro Cincuenta!
      Un abrazo…

      Like

  4. Claudia Henao says:

    buenísimo este capitulo. Quien sera el que les esta haciendo daño? a veces creo q la señora robinson… hummm. Gracias Keremy por tu traducción, Monique que buena historia.

    Liked by 1 person

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s