Capitulo 52

Christian regresa con una tableta, su estado de ánimo relajado archivado por el momento, mientras se desliza a través del contenido de su bandeja de entrada para encontrar la versión digital de lo que él me dice es un aspecto planeado completo y diseñado para el articulo.

 

Él coloca la tableta en la barra luego tira de mí para ponerme en la media luna de sus brazos, mi espalda contra su pecho para que él pueda ver sobre mi hombro. Brevemente me pregunto si él puede oír el tamboreo de mi corazón cuando aleja mi cabello del camino, descansando su mejilla contra la mía.

 

Con sus brazos asegurándome a su forma, leemos las palabras de la Sra. Cameron. Línea por línea siento el aliento regresar, mi corazón desacelerándose a un ritmo cómodo mientras su perfecta afinación se filtra. Es exactamente lo que tenía en mente, solo que mejor. Tiene la cantidad justa de verdad, dándole el limite suficiente parara hacerlo parecer revelador, intimo, pero deliciosamente excitante, suficiente para distraer tus pensamientos del hecho de que hay una potencial pregunta oscura que podría significar toda clase de problemas para nosotros.

 

Viendo a las imágenes adjuntas trato de ponerme en los zapatos de los lectores, preguntándome como lucimos, como podemos pasar a través de ellos, sin la información de fondo que tengo. Esta vez mi corazón latiente pierde un ritmo porque siento las olas tentadoras de excentricidad, de sexo rodando y arañando las paginas, me dejo sumergir por la pareja poderosa que parece tenerlo todo, y que es ideal para ser ejemplo de la gente, y finalmente la realidad madrugadora de Christian siendo realmente libre de su gravosa bomba de tiempo.

 

Cualquier aprensión que tenía palidece comparada con la libertad que esto le va a comprar a Christian, y mis chicas internas están extáticas, abrazándose mejilla con mejilla y saltando de arriba abajo en el sitio, y deleitándose con la previsión táctica de maniobrar cualquier intento de chantaje en el futuro.

 

Con un estremecimiento me sorprendo de mi bofetada mental por el improperio entre dientes repentino de Christian, “¡De ninguna manera!¡Sobre mi maldito cadáver!”

 

¿Ah?

 

“¿Qué pas…” empiezo, especulando sobre lo que me pude haber perdido, y volteando mi rostro hacia él.

 

Su ladrido enojado me interrumpe, “¡Estás jodidamente desnuda! Y te ves… Te ves tan, tan… ¡Por Dios!” exclama, claramente irritado, frotando su frente con sus dedos pulgar e índice.

 

Jadeando miro fijamente, la molestia comiendo de mi alegría como un gusano. “¿Cómo luzco?” pregunto incrédula, preguntándome si incluso se dio cuenta que él está sin camisa en más de una imagen, su torso hermoso y esculpido poniendo el Miguel Ángel de David en vergüenza; y en vista completa para que toda la población femenina del mundo se babee.

 

Retrocediendo un paso de mí, empuña sus manos en su cadera, un ceño fruncido oscureciendo los planos molestos de su impresionante rostro, “¡Te ves jodidamente hermosa!” escupe con incredulidad, como si fuera una acusación.

 

“Será un día frio en el infierno antes de que yo deje que el mundo te vea así. ¡Dejarlos ver lo que es mío! ¡Y Estás embarazada por el amor de Dios!”

 

Grito, “¿Qué tiene que ver el estar embarazada con cualquier cosa?” estúpidamente mi foco cambia a ese pequeño punto de su argumento en lugar del asunto más grande a la mano.

 

Christian parpadea hacia mí, todavía con el ceño fruncido, “Tu. Estas. Desnuda” sisea, ignorando mi pregunta y reaccionando como si él no estuvo conmigo cuando las fotos fueron tomadas, bajo sus direcciones exigentes y propios criterios.

 

Él también parece estar olvidándose de que nunca estuve desnuda, ni por un solo segundo. El fotógrafo fue extremadamente paciente con la insistencia prepotente de Christian en mi modestia. El pobre hombre debía haber usado cada truco en el libro para crear la ilusión de mi desnudez.

 

Sin pensarlo pongo mis ojos en blanco, incapaz de creer que estemos teniendo esta discusión por una sesión de fotos con la que él estuvo de acuerdo, “Tu sabes perfectamente bien que nunca estuve desnuda, es más que todo mi espalda ¡por el amor de Dios! Tengo vestidos que muestran más piel que esto.”

 

En un paso largo y seguro su cuerpo está contra el mío, atrapándome contra la barra de la cocina. Su mano apuña el cabello en la nuca de mi cuello, inclinando mi cabeza hacia arriba. No es doloroso pero un movimiento exageradamente dominante que mi mundo completo de repente se encoje para enfocarse solo en él. Se siente como si mi ser completo chispara con vida, la sumisa en mí instantáneamente reconociendo la bestia dominante que quiere que me rinda a él.

 

¡Santa mierda! Recuerdo esto…

 

Él agarra mi seno, cubriendo mi pezón puntiagudo. Casi inmediatamente las puntas apretadas anhelan la picadura del mordisco de una pinza suave.

 

Su boca está a centímetros de la mía, su mirada entintada, oscurecida con posesión. “¿Me acabas de poner tus ojos en blanco Sra. Grey?” engatusa en una voz baja que derrite pantis, seductora en su engaño, escondiendo la corriente de ira que siente dentro de él.

 

Estoy sin aliento, mareada con sorpresa por la reacción de mi cuerpo al Christian Dominante y totalmente incapaz de responder. Hasta este momento, ahora me doy cuenta, que sólo hemos coqueteado con nuestro pasado excéntrico y pervertido. Ni siquiera hemos arañado la superficie del llamativo juego que solíamos tener en la Habitación Roja del Dolor, y he olvidado todo menos la elevación que viene con la sumisión a la habilidad de un hombre con una mano firme.

 

Él inclina su cabeza a un lado, como si quisiera besarme, “¿Hmmm?” ronronea, “¿Y todo por querer mantener lo que es mío.”

 

Bruscamente su mano viaja lejos de mi seno desprovisto, encontrando la curva de mi trasero, en su lugar él lo agarra con fuerza de dolor.

 

Parpadeo, casi salvaje con deseo y mis labios se abren mientras mis sentidos beben en el animal, ante mí, mi mente todavía demasiada atrapada en la escena para responder.

 

Una sonrisa pecaminosa tira de su boca en una curva, completamente a gusto en su papel, y muy consciente de mi reacción a él, “Puede que haya estado un poco distraído durante la sesión de fotos Sra. Grey. Tenía a mi semi-desnuda esposa en mis brazos la mitad del tiempo, pero ahora que he visto los resultados no estoy dispuesto a compartir,” me informa, la adición de la palabra semi su única concesión a mi argumento.

 

En sus brazos de esta forma, a su merced y bajo su mando, nunca voy a ganar esta batalla, y a pesar de ser cautivada por su pequeña jugada de poder, mi cerebro racional está gritándome para que lo haga ver la importancia de dejar salir el articulo tal cual como esta.

 

Volviendo a mis sentidos, paso mis manos por su pecho, descansando las palmas de mis manos en sus músculos pectorales, y cierro la pequeña distancia entre nuestros labios calientes. Con cada fibra femenina que tengo lo beso, con ternura, reverencialmente, profundamente, halagando su boca con la reunión suave de lenguas, un beso lleno de amor. Solo le toma unos segundos a él para relajarse en mí, sus brazos alrededor de mi, y acercándome más.

 

Cuando él quiere tomar aire la línea fuerte de su hombro ya no está, el depredador sin aliento está calmado y estoy ante un esposo un poco más razonable luciendo un poco aturdido.

 

Tengo que esconder mi sonrisa y el conocimiento que estoy empezando a aprender como domarlo cuando es necesario, pero no puedo negar que una gran parte de mi está deseando ser arrastrada a la habitación roja por mi cabello, y ser follada en la sumisión en todas las maneras creativas, pervertidas y retorcidas que se les puedan ocurrir a Christian, sin embargo ahora no es el momento. Simplemente hay demasiado en juego y me niego a ser sexuada por mi propio esposo, pero hago una nota mental de volver a las reflexiones de la habitación roja un poco más tarde.

 

“Sr. Grey, como siempre tienes un punto muy impresionante, pero por favor escúchame” estoy en mi modo completo de preservación-del-ego-, preguntando en lugar de exigir porque en este momento el remolino de excitación a nuestro alrededor es demasiado volátil para el ataque, y espero que funcione a mi favor y no en mi contra.

 

Tomo su capitulación reacia cuando él asienta con la cabeza, su expresión cambiando a indulgente, y construyo mi argumento con el tipo de lógica que ni él pudiera quejarse, “Christian, la inclinación de esto es absolutamente perfecta. Es precisamente lo que me imaginé la primera vez que te lo mencioné. La sensualidad al borde es vital para el éxito del artículo. Le da al lector justo la jugosidad malvada para hundir sus dientes. Si quitas ese aspecto vas a quedar con lo que va a parecer una pareja pomposa buscando atención para algunos altruismos sin sentido. Lo último que quieres es antagonizar a tus lectores, darles una razón para lanzarlos en una luz sucia, haciendo sensacionalista algo que no lo es.”

 

Por un minuto completo él digiere mis palabras, mirándome fijamente como tratando de ver dentro de mi mente, para desenredar los hilos de mis pensamientos más profundos.

 

Cuando él habla es con un aluvión de puntos frescos de contención, “Pero la reportera básicamente hace que suene como que estábamos coqueteando, y ella no es tímida en admitir que la interacción la excitó. ¿Eso no te molesta? Joder Anastasia, sabes, no esperes mi tolerancia por una mierda como esa en lo que a ti respecta. ¡Y te ves desnuda!” contrarresta, pero afortunadamente sin desentender toda la cosa, “¡Sexy y caliente!” agrega por si acaso, empuñando sus manos en sus caderas, la molestia coloreando su rostro de nuevo.

 

“Me habría molestado si no hubiera estado allí contigo. Si me quedaba preguntando al respecto, pero como nosotros, ella está jugando un papel con el fin de transmitir el sentimiento de la entrevista, y francamente Christian, una mujer tendría que estar muerta para no reaccionar a ti de alguna forma. Yo tengo que lidiar con esa reacción cada día cuando estoy contigo. Mesoneras, personal de ventas, incluso mi mamá sonríe como boba cuando tú estás cerca. Y por mucho que me encante y acepte que soy tuya en todas las formas, tú estás siendo irracional por las imágenes. Nadie va a verlas y a pensar que nosotros estamos realmente desnudos.”

 

Él da un paso más cerca hacia mí, colocando mi cabello detrás de mi oreja, y pasando la parte posterior de sus nudillos a lo largo de mi mandíbula.

 

En esa forma suya, se centra solo en un pequeño detalle de toda mi declaración, siempre listo para ofrecer todo su consuelo, “Nena, tu sabes que solo te veo a ti ¿verdad?” pregunta, su tono suave, y su mirada suave con preocupación.

 

Pongo mi mano sobre la suya, inclinándome en su toque reverente, “Lo sé Christian. Eso es precisamente el por qué esto no es gran cosa. No te olvides que la idea de todo esto vino de mí. Quiero que hagamos esto. Quiero lo que podemos ganar al sacarlo a la luz. Puede que sea un poco salaz pero va con el contexto del territorio, y es una lectura deliciosamente satisfactoria de la forma en la que está ahora. Quiero que le des a GQ la autorización para publicarlo como está”

 

Él entrecierra sus ojos hacia mí, todavía no convencido del todo. “¿De verdad estás bien con ello?”

 

Reúno cada onza de radiación, empacándola toda en una sonrisa amplia, “Estoy más que bien con eso Christian. Quiero que lo publiques. Vamos a ser libres de esto, vamos a terminarlo ya”

 

De nuevo tengo su mirada que intenta leer mi mente mientras trabaja en lo que sean los posibles escenarios que su cabeza inteligente pueda evocar.

 

“Está bien” finalmente dice, asintiendo con la cabeza en una manera que me hace pensar que él no está del todo a bordo.

 

Amplio mi sonrisa, alentándolo, “¿Si?” pregunto, un poco tímidamente.

 

Su asentimiento se vuelve más seguro mientras la convicción encuentra compra en su mente. “Está bien, vamos a hacerlo pero tu manejas a la Sra. Cameron y sus maneras de coquetear de aquí en adelante,” bromea, una pequeña sonrisa burlona en su boca.

 

Riendo a carcajadas lo abrazo, “¡Hecho!” lo apoyo, “Gracias Christian, estamos haciendo lo correcta, ya verás”

 

Él también me abraza, besando mi frente, “Espero que tengas razón Sra. Grey. Nada vale la pena si te pierdo.”

 

squiggle1

 

Después de enviarle el e-mail de confirmación a la Sra. Cameron junto con una copia firmada de nuestros documentos de liberación, voy en búsqueda de Chris pero me consigo con Gail, “Ah, justo la mujer que necesito” sonrío, mi voz volviéndose conspiradora, “¿Me pregunto si me puedes ayudar con un pequeño proyecto que quiero empezar?”

 

Durante unos minutos discutimos lo que necesito de ella antes que el sonido de mi teléfono sonando me aleja de nuestra conversación, el tono insistente haciendo imposible ignorarlo en los confines con eco del pasillo.

 

Le doy a la Sra. Taylor las buenas noches antes de tomar la llamada de mi cuñada, “¡Mia! ¿Cómo estás?”

 

Sin saludar o preámbulo ella empieza, su voz con un hilo de pánico, “¡Ana!” grita, “¡No sé qué hacer! ¿Crees que debería ir a la función de Kate y Elliot el sábado sabiendo que Ethan estará allí? ¿Qué pasa si él lleva a alguien? ¿Qué tal si él me ignora?”

 

“¡Guao! Reduce la velocidad Mia” la interrumpo, mi mente desde ya teniendo la esencia de su problema.

 

La oigo tomar un aliento tranquilizador, y soltándolo en un intento por centrarse.

 

Tomando el sonido como señal, intercepto una buena dosis de tranquilidad en mi acento, “Esta bien, vamos a abordar esto desde un ángulo lógico primero” sugiero mientras encuentro un asiento cómodo para instalarme, y no por primera vez desde que empezamos a hacer un bebe, anhelando una copa de vino frío.

 

“En primer lugar, no ir está fuera de cuestión. Elliot es tu hermano. Si no vas, tu ausencia va a gritar todo tipo de mensajes que no necesariamente quieres enviar, pero creo que llevar una pareja seria una muy buena idea.”

 

“¿Una cita? ¿De verdad?” pregunta, sonando dudosa.

 

“Si. No una cita real, pero un amigo cercano en el que puedas confiar para hablar durante la noche. Sería mejor si Elliot lo conociera, al igual que la naturaleza de su relación”

 

“Está bien” dice, siguiendo cuidadosamente mi patrón de pensamiento, “Tengo alguien en mente.”

 

“Bien” la alabo, “¿Y estás segura que Elliot no va a pensar que hay una conexión romántica entre ustedes dos?”

 

Mia se ríe, una risa burbujeante, “Si, ¡estoy segura! Theo puede que sea un chico pero él tiene más estrógeno que tu y yo juntas.”

 

“Eso es perfecto,” sonrío, “dale información de fondo si él no sabe ya la historia, y asegúrate de que te mantenga ocupada para que no te vayas a sentir toda una flor en caso de que Ethan no se aparezca con una cita.”

 

“Listo, cita gay. Listo mantenerme fuera de revolcarme en un pozo de lastima. Está bien, ¿Qué más?”

 

“Aww, allí está la Mia que conozco y amo” bromeo, complacida que ella parece sentirse mejor ahora que estamos hablando y llegando a un plan.

 

Después de una pequeña pausa continua, “¡Entonces anda a encerarte ese lindo trasero tuyo, y a pelártelo y a arrancártelo, y a lucir ciento cincuenta por ciento hermosa! Lo ideal es que queremos que a Ethan se le caiga la quijada cuando te vea. Una vez que consigamos que sus ojos estén pegados en ti, tú te mezclas en tu mejor forma de no-necesito-un-hombre-para-ser-feliz, y siendo encantadora, alegre como eres.”

 

“Lucir astuta, encantadora y alegre. Lo tengo” bromea, marcando ítems de su lista burlona.

 

De nuevo me rio, disfrutando de su sentido de humor, “Esa es tu parte lista. Le enviaré un e-mail a Ethan para ver si puedo tener un indicio de donde está emocionalmente él en este momento. Podemos volver a crear estrategias cuando tenga más información”

 

Ella deja salir otro respiro largo, de repente volviéndose seria, “Gracias Ana. Tu eres la mejor cuñada que una chica pueda pedir”

 

Me sonrojo por su admisión y por la sinceridad sonando a través de su gratitud, “Oh Mia, de nada pero tu harías lo mismo por mí. ¡Me encantaría verte a ti y a Ethan juntos y felices!”

 

“A mí también. A mí también.”

 

squiggle1

 

Una vez que Christian y yo hemos puesto a Chris a dormir, hago mi camino hacia la biblioteca para enviar algunos e-mails a Kate y a Ethan, pero justo cuando empiezo a escribir la burbuja de chat de mi programa de e-mail aparece con un mensaje instantáneo de Kate.

 

Hola Ana. ¿Cómo estás? Elliot está tan emocionado por el lanzamiento. ¡Va a estar divertido!

 

Sonrío, sintiendo el cálido resplandor de la amistad en la historia que nos une. Hay algo muy precioso al no tener que dar explicaciones a alguien porque ya ellos saben la longitud y anchura de ti, y yo tengo eso con Kate.

 

Hola Kate. Todo bien, con ganas de celebrar con ustedes. ¡Estaba a punto de enviarte un e-mail! ¿Cuál es tu opinión en la situación Mia/Ethan?

 

¡Ug! Ese tonto, tonto hermano mío y sus ideas tontas sobre el amor. Él necesita una patada en su trasero. ¡Mia es perfecta para él! ¡Él solo necesita quitar su cabeza de su trasero para verlo! ¿Por qué preguntas?

 

Sabes que Mia todavía lo quiere ¿verdad?

 

Sí, me lo imaginaba. Ella se vuelve toda tranquila cuando lo menciono. ¡Ella debería marchar su trasero hasta él y arrastrarlo a su cama por el cuello!

 

¡LOL! ¿Crees que eso va a funcionar?

 

Podría funcionar, ¡si él no fuera tan miedoso!

 

No puedo evitar reír. Solo una hermana amorosa puede hablar así de su hermano, pero creo que a ella le ha tocado el corazón el asunto con Ethan. Por haber tenido su corazón roto, él lo cuida con una fiereza ridícula. Con todo el asunto de la familia, él alejo a Mia siendo solo otra excusa.

 

¿Sabes si el va a llevar una cita?

 

¡Oh mierda! Se supone que yo iba a cuadrar a alguien para él. Él no se está viendo con nadie pero, no quiere ir solo. ¡Estas malditas hormonas me hacen tan olvidadiza!

 

¡Opss! ¡Es pasado mañana! ¿Tienes a alguien en mente?

 

¿Mia va a llevar a alguien?

 

Si. Yo le dije que lo hiciera. Ella va a ir con un amigo gay, alguien que Ethan también conoce.

 

Ahhh. Buen plan. ¡Apoyo sin la amenaza! ¡No, no tengo a nadie en mente pero creo que tengo una idea!

 

¡Genial! ¡Dime! ¿Qué puedo hacer para ayudar?

 

Nada, solo sigue la corriente de mi historia…

 

¿¿Kate…??

 

¡Estoy en el proceso de fertilización In Vitro! Si no puedo usar mis hormonas locas como una excusa ahora, ¿Cuándo voy a tener la oportunidad?

 

¡Katherine Agnes Kavanagh Grey! ¿Qué cosa profana te traes entre manos?

 

Aww, estas hormonas, me hacen tan olvidadiza Ethan. Lo siento mucho, pero se me escapó por completo de mi mente. ¡Vas a estar bien sin una cita! Oh mira, ¡Allí está Mia!

 

Me rio mucho, más que un poco sorprendida por su astucia.

 

Eso es un truco que solo una hermana puede hacer y luego ser perdonada por ello, pero ¡tengo que admitir que va a ser perfecto!

 

Yo me encargo de mi hermano, tú te encargas de Mia. Vamos a llevar a este amor al buen camino.

 

¡Apoyo eso! Buena suerte con los arreglos para el sábado y ¿puedes regalarme cinco minutos para mí cuando lleguemos allá? Necesito hablar contigo de algo.

 

Gracias y, ¡tenlo por seguro! Te veo el sábado xoxo

 

Nos vemos Kate y gracias xoxo

 

Entre nosotras al menos podemos crear la situación más ideal para Mia e Ethan para reconstruir los puentes entre ellos, pero lo que hacen con la oportunidad dependerá de ellos. Tal vez durante la noche pueda conversar con Ethan sobre dejar ir el amor a través de tus dedos, compartir mi visión con moraleja del cuento, ya que soy la reina de los inicios fallidos.

 

Sabiendo que tan ansiosa debe estar Mia le escribo un e-mail rápido.

 

De: Anastasia Grey

Asunto: Ethan

Fecha: 24 de noviembre 2016 22:38

Para: Mia Grey.

 

Querida Mia.

 

He alistado a Kate de ayuda para la operación de Cupido con Mia. Ella también es partidaria de la alianza Ethan y Mia. Ethan no asistirá a la fiesta con una cita para que tengas el camino libre para ganártelo. Repito, ¡Ethan va a ir sin cita! Trae a tu amigo como deflexión como lo conversamos, y prepárate para el combate con tu mejor armadura.

 

¡Que empiece la batalla para ganar su corazón!

 

Podemos tocar la base más cerca de la hora para discutir más a fondo la estrategia.

 

Anastasia Grey.

 

Cuñada – Teniente

 

 

Estoy emocionada por ellos, emocionada por Elliot y Kate, pero me da miedo decirle sobre nuestra alegría inminente por el bebe. Estoy segura que Christian va a compartir la noticia con sus padres y hermanos el sábado, y prefiero que Kate esté preparada para la noticia de antemano.

 

Con una mezcla de emociones voy a buscar a Christian para arrastrarlo a la cama conmigo. Después de nuestro día, y de nuestras noticias necesito estar en los brazos de mi esposo. También hay un zumbido constante de deseo que ha estado retumbando a través de mis venas desde el encuentro de esta tarde con mi Dominante real que él debe cumplir. No en la versión aguada con la que me ha estado mimando cuidadosamente, si no la postura cambiante, ladrante – comandante, versión súper cargada que llegué a conocer y confiar cuando nos conocimos.

 

En mi mente todavía estoy tratando de encontrar una manera de abrir la puerta del Cuarto Rojo sin hacer que Christian salga corriendo por las colinas con el miedo de perderme o haciendo memoria de viejos demonios que él preferiría olvidar. Lo que fue muy claro para mí del intercambio de esta tarde fue que su rol de Dominante es tan natural para él como respirar, y que él se deslizó en ello sin pensarlo dos veces y la barrera de su mente no le impidió hacerlo. Para mí, esa es una evidencia clara que es algo que él necesita, incluso si no está preparado para admitirlo a sí mismo.

 

Fiel a su estilo Christian está más que feliz y dispuesto a satisfacer mi necesidad pero en lugar de la lujuria pervertida, caliente batidora que busco, mi esposo me hace el amor con una adoración lenta que transmite cada onza de su alegría por el embarazo. Su cuerpo cubre el mío en la posición del misionero, su mirada clavada en la mía, derramando su amor por mí, sus manos recorren con ternura y adoración, su boca se inclina sobre la mía con lamidas profundas y suaves, mientras se empuja hacia mí, lentamente girando sus caderas para sentirme en todos lados, extendiéndome con su longitud deliciosa, y haciéndome llegar varias veces con largos gemidos de placer antes de permitirse el éxtasis de la liberación.

 

Después me tira en sus brazos, se enreda a si mismo alrededor de mi y se queda dormido con su mano descansando sobre mi vientre. Tan increíbles como son sus habilidades en la habitación, extraño nuestra perversión seria, y nuestra diversión en el Cuarto Rojo. Quiero convencerlo de volver más temprano que tarde y no puedo pensar en un mejor momento para eso que ahora.

 

Con toda la novedad de encontrar nuestro camino como una familia novata, y ahora con la adición de otro miembro, así como la incertidumbre que rodea el artículo, sin mencionar José con sus implicaciones horribles en la situación, creo que voy a cimentar nuestra relación aun más, profundizar los lazos que en última instancia nos ayudaran a capear las tormentas que siempre parecen estás gestándose en el horizonte de nuestras vidas.

 

Finalmente me duermo con un plan vago de conseguir que Christian exprese su ser pervertido formado en mi cabeza, justo como la respiración rítmica de mi esposo me tranquiliza. Mañana va a ser otro gran día donde vamos a confirmar mi embarazo con una prueba de sangre y tal vez podamos hacer el primer eco. No puedo esperar a ver la cara de Christian cuando eche el primer vistazo a la vida preciosa que hemos creado juntos.

Link para el capitulo 53

 

 

12 thoughts on “Capitulo 52

  1. Sol says:

    Guao es perfecto! No Me encanto me fascino!!! Gracias!

    Liked by 1 person

  2. guille says:

    Que capítulos tan bonito gracias besos saludos 😘😘:)

    Liked by 1 person

  3. Janitzia Berrido says:

    Este capítulo me encantó!!Que raro no??jajajajajja..Que risa con Christian y las fotos con Ana. Que ingenuo e irracional puede llegar a ser cuando se trata de Ana. Pero lo queremos así. Aunque Ana ya aprendió a como persuadirlo, con amor y no enfrentándolo. Que chulo el plan para unir a Mía y a Ethan, que emoción. Ojalá funcione. Bueno, vamos a esperar, que todo se está componiendo. Gracias Siempre a Monique y Kere. Las queremos!!!

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Hola Janitzia! Feliz de que te encanten cada vez más los capitulos 🙂
      Menos mal Ana ha aprendido no? Creo que seria más irracional. Guapa gracias a ti por el apoyo de siempre y por tu comentario.
      Yo tambien las quiero niñas, disculpen el abandono…
      Kx

      Like

  4. Maria Elena Morales says:

    Wow hermoso capitulo…
    Como siempre.
    Espero con ancias el regreso de mi dominante favorito. ¡Lo quiero de vuelta!
    El plan para atrapar a Ethan es genial me hace retroceder unos 5 años (a mis 14 añitos) y acordarme de como mis amigas y yo nos enloqueciamos por un chico y no parabamos hasta tenerlo.
    Jejejejejejejejeje ¿Qué paso con Elena por cierto?
    Gracias por el capitulo kere a esperar el próximo.
    Bendiciones y saludos calurosos (literales) desde Cancun, México.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Maria Elena sintiendo esos abrazos desde Cancun, mil gracias por tu comentario y apoyo. Jejeje si creo que muchas aun suelen volverse asi por los chicos, o no? jajaja
      Veremos si sucede algo con Elena en los proximos capitulos 🙂
      Un abrazo guapa.
      Kx

      Like

  5. fanny rebellon says:

    Hermoso capitulo, Cristian aveces se pasa con sus celos, el estaba con Ana en la sección, y solo se le ve la espalda desnuda, le para bolas a eso y no a la entrevista, Grey es adorable con todos y sus rabias. Me encanta los planes para unir a Mia y a Ethan, esa amistad entre las tres es genial. Gracias Monique adorable capitulo. Y tu mi querida amiga Kereny mil gracias eres genial madre. un besote amiga, esperando el próximo capitulo y de nuevo gracias.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Fanny amiga gracias por tu cmentario y apoyo de siempre. Jajajaja que risa lo de “pararle bolas” muy venezolana la expresion. Siiii han formado muy linda amistad, veremos que sucede con el par Mia/Ethan.
      Un abrazo fuerte guapa.
      Kx

      Like

  6. Lupita Fernández says:

    Hermoso capitulo, nuestro Señor Grey como siempre Amando a Anastasia de todas las maneras posibles. Muchas gracias a ti por la traducción. Un fuerte abrazo.

    Liked by 1 person

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s