Capitulo 59

“Vamos a llevarte a la cama” murmura Christian, tomándome en sus brazos.

“Hhhmmm”, maúllo, sintiendo un brillo de emoción por lo que ya sé será una sesión lenta y sensual de hacer el amor. Enterrando mi cabeza en su amplio pecho, disfruto de su esencia reconfortante, sintiéndome oh- demasiado segura mientras me carga a nuestra habitación.

Como es predecible, me acuesta en la cama como si estuviera hecha de cristal antes de acostarse junto a mí, acercándome hacia él y su semi-dura erección en su entrepierna. Tiernamente arregla mi cabello, cepillándolo fuera del camino, antes de dejar un beso en mi hombro, “Duerme ahora, nena” susurra, todavía acariciando mi cabello.

Quiero reclamar. Puedo sentir su deseo agitándose contra mi trasero, pero sus caricias relajantes me tienen durmiendo antes de que pueda darle voz a mi protesta. Con mi último pensamiento rayando en la preocupación, me pregunto por qué él no me está haciendo el amor en este momento.

squiggle1

Todavía enredada en las telarañas del sueño abro mis ojos a la mañana del viernes. Parpadeo unas cuantas veces para agudizar mi enfoque solo para encontrar a mi esposo mirándome fijamente, “Hola” digo, frotando el remanente de sueño de mis ojos.

“Hola, tu” dice, con su voz baja, su tono suave, pero su expresión triste.

Hay tantas cosas que pudieran estar pasando por su mente y mi hombre eternamente en sombras no es famoso por su expresión emocional, pero en realidad no lo quiero presionar para que comparta. Es hora que él tome ese paso de confianza no incitada, revelando voluntariamente y libremente. Sé que él está listo, ha tenido mucho progreso, pero la fuerza del hábito y su necesidad instintiva de protegerme de todo – incluso de mi propia vida – es un ciclo del cual él necesita liberarse.

Levantando mi mano, acuno su barbilla, pasando mi dedo pulgar sobre la sombra de sus vellos oscuros. En mi cabeza forzó a lo lejos las preocupaciones e inseguridades para darle un sonrisa genuina, con la esperanza de alentarlo, “¿Qué pasa. Sr. Grey?”

Él devuelve mi toque suave, acariciando con la parte posterior de sus nudillos a lo largo de mi mejilla. Cuando habla, su rostro afligido es remplazado por la cara inescrutable y mi corazón se hunde. Es la cara del mundo exterior, en la que él oculta quien realmente es. Odio que sienta la necesidad de ser reservado conmigo ahora cuando veo una sonrisa que no toca sus ojos. “Nada, nena, solo viendo a mi esposa hermosa” alivia, obviamente tratando de que me relaje.

En silencio entro en una guerra conmigo misma. ¿Lo dejo pasar y le doy tiempo o hago un alboroto por cerrarse conmigo? En una movida valiente decido hacer un poco de ambas. Manteniendo mi tono amistoso pero decisivo. Es un pequeño codazo en lugar de empujar. “Christian, puedo ver que no estás listo para hablar conmigo en este momento, pero estoy aquí, lista para escuchar cuando sientas que puedes confiar en mí lo suficiente como para compartir.”

Él hace un gran trabajo en esconder su sorpresa. La hubiese perdido si no hubiese sido por el pequeño brillo de esperanza en sus ojos color gris plata, antes de que los suprima de nuevo. ¡Oh dios! Pienso, mentalmente dándome palmaditas de ánimo en la espalda. Fue importante para él ver que lo conozco mejor de lo que piensa, pero también, quería remarcar el tema de la confianza. A pesar de que me ha tranquilizado en innumerables ocasiones sobre que ya ha superado el que me haya ido, su renuencia prueba lo contrario.

Con una sonrisa final le muestro que no estoy molesta y me deslizo fuera de la cama, dándole la privacidad de masticar mis palabras mientras hago mi camino al baño, ofreciendo una oración tranquila para no tener que esperar demasiado. No lo puedo ayudar si él se va a esconder detrás de su persona impenetrable.

En el silencio del baño repaso los eventos de días pasados, buscando pistas de lo que le puede estar molestando y lo que pueda hacer para posiblemente espantar sus miedos. La cosa obvia es el artículo, que todavía esté preocupado por el recibimiento y en lo que eso se vaya a traducir nuestra relación. Con un poquito de empatía de repente me doy cuenta de lo vulnerable que ha de sentirse. Los celos de lado, ¿Quién no se sentiría inseguro cuando su otra mitad es empujada a la luz como un símbolo sexual – aunque sea reacia? También no tengo duda que todavía hay una parte de él que cree que no me merece.

¿Y qué hiciste bajo esas circunstancias? Mi subconsciente es rápido en preguntar, poniendo mis pensamientos en un nuevo camino, y dándome otra buena razón para lograr que mi esposo se abra conmigo. Lo último que necesitamos es que él haga algo tan estúpido como lo que yo hice, me preocupo, sintiendo el agarre de la trepidación en mi vientre.

Luego está el pequeño blip y mí crisis espontanea de ayer, haciendo el embarazo demasiado real. Es una situación hecha a la medida para enviar su sobre protección y prepotencia a toda marcha. Agrega a eso la amenaza al acecho de José, además del asunto del apellido de Chris, y nosotros tenemos una receta infalible para una olla de estrés, dejándome sorprendida que estemos funcionando en absoluto.

Tomo una respiración profunda, esperando que mi calma regrese. Morar en esto no nos hará ningún bien. En este momento necesito algo práctico para ayudar a Christian a ver que no voy a caer a los brazos de cualquiera de las hordas que me claman, y que él puede confiar en mí para compartir su momento más vulnerable en la creencia absoluta que no lo voy a herir ni tampoco voy a salir corriendo. Bueno, medito, sí ellos no pueden encontrarme, ellos no pueden hacer sus movidas conmigo. Sí permanezco fuera de la luz pública entonces eso debería, al menos, ayudar de algún modo a manejar la situación.

Con mi mente en orden me dirijo a buscar a mi hombre vulnerable, pero no tengo que buscar muy lejos. Estoy sorprendida de encontrarlo todavía en la cama, su torso desnudo apoyado contra el cabezal, y sus dedos pasando sobre la tableta que reposa en su regazo.

Aprovechando esta oportunidad tan rara, me trepo de nuevo en la cama, amoldando mi cuerpo a su lado. “Estaré trabajando desde casa hoy” digo sarcásticamente cuando me ofrece el hueco de su brazo.

“¿Ah?” dice, un poco casual, manteniendo su vista en la pantalla.

“Si, Julie me dio mucho por hacer y pienso que estaré mejor aquí, sin las distracciones” muevo mi mano despectivamente, sin especificar las distracciones en un esfuerzo por ser tacita, pero él está sobre mí, enroscando su brazo alrededor de mí hombro, “Gracias nena” reconoce, dándome un apretón fuerte.

Si, justo como lo pensé, razono, definitivamente es el artículo lo que lo tienen enredado por dentro. Complacida que he tomado la decisión correcta, lo abrazo con mis brazos alrededor de su cintura. Ahora todo lo que necesito es que él esté lo suficientemente conmovido para que confíe en mí. Sé que él estará agradecido de cualquier promesa tranquilizadora en este momento, pero siento fuertemente que él necesita aprender a expresarse él mismo, su amor, lo que él ya hace bastante bien, y también sus miedos sí quiere continuar creciendo. Sus reacciones son a veces inesperadas, haciéndosele difícil de leer que yo no tengo otra opción si no confiar en su ayuda.

Largos minutos pasan mientras permanece perdido en la pantalla en frente de él, ciego. Yo me mantengo quieta, sin querer chocar contra su proceso de pensamiento, con temor de que si hablo, él no lo haga. Estoy gratamente sorprendida cuando él rompe el silencio con un compromiso que estoy preparada para aceptar – por ahora, “Creo que debo empezar a ver a Flynn de nuevo” dice de una manera que me indica que él ya lo ha decidido.

De nuevo flexiono mis brazos, apretándolo en un abrazo reconfortante, pero permanezco en silencio. No quiero hacer o decir algo que vaya a poner en peligro su entrada tímida, y mi subconsciente asienta sabiamente, su sentimiento eco del mío: La auto-admisión es el primer paso en el camino de la recuperación.

squiggle1

No puedo decir que estoy sorprendida cuando Christian también opta por quedarse en casa, teniendo un desayuno sin prisa con Chris y yo. Raramente tenemos tiempo para hacer esto durante la semana y siendo viernes, Gail está en sus labores de preparar el desayuno, un regalo encantador para mí. Me encantan estos momentos con mi familia, ver el lazo que han desarrollado Chris y Christian mientras se conocen el uno al otro. También no puedo evitar reírme sobre mi manga por lo parecidos que son en sus manierismos y sus formar de pensar, mientras veo sus cabezas de cabellos color cobrizo inclinadas sobre lo último más fascinante en cosas-de-chicos.

Cuando Chris corre para buscar algo más que hacer, me quedo a solas con mi esposo. “Nena” ronronea en su barítono meloso, “Dime que está pasando con el libro. No he tenido tiempo para ponerme al día con Julie, y a decir verdad, prefiero reunirme contigo” sonríe. Dándome un guiño y dando un apretoncito en mi rodilla, haciéndome sacudir, reír, y sonrojarme, todavía poco acostumbrada a tener audiencia, incluso si es Gail.

“Va muy bien.” Sonrío ampliamente, siempre emocionada cuando pienso en mí trabajo en algún estante o en una biblioteca, “Julie piensa que estaremos listos para un lanzamiento en Febrero. Realmente disfruto trabajar con ella. Su manera de editar es brutal.” Pongo una cara pensando sobre las crisis de fe que tenía en mi habilidad las primeras veces. “Pero he sido impresionada cada vez que he seguido su consejo. Ella conoce sus cosas.”

La sonrisa amplia de Christian y sincera mientras me escucha, la tableta a un lado, dándome su atención integra. “¿Febrero? Eso es genial. Estoy tan orgulloso de ti, nena. Es un logro impresionante. Sin entrenamiento formal en la escritura, solo tu talento puro” Mientras sacude su cabeza con asombro, orgullo va creciendo en mi pecho.

Gail interrumpe nuestras sonrisas tontas cuando coloca una taza de té frente a mí, hecho de la forma que me gusta. “Gracias” digo agradecidamente, sintiéndome consentida mientras enrosco mis manos alrededor de la taza tibia, “Hhhmmm” zumbo mí dicha, tomando el primer sorbo, y captando su guiño indulgente junto con su sonrisa de mamá gallina. Su placer obvio al ver el mío, lo que me hace sentir mejor al ser servida en mi propio hogar. Cuando ella voltea de nuevo a la cocina, levanto la pregunta que ha estado pasando por mi mente. “¿Cuándo le vamos a decir a Gail y Taylor sobre nuestro pequeño blip?”

Con indiferencia, Christian se encoge de hombros, “¿Cuándo quieres decirles? Mamá mencionó que hay algunas mujeres que no les gusta decir que están embarazadas sino hasta después del primer trimestre, así que pensé que te lo dejaría a ti.”

¡Oh! Eso es nuevo, ¿El Cincuenta que da prorroga? Me gusta. Pienso, agradablemente sorprendida del nuevo rumbo de mi hombre, “Taylor y Gail son como familia, y seguramente ellos deben saber que algo sucede. Todas las nuevas reglas de alimentación, la enfermera aquí en casa, la ida al ginecólogo. Definitivamente deberíamos decirles, y también creo que debemos decirle a Cindy” agrego, haciendo completo uso de mi nuevo poder.

“Uhm, si. Está bien. Seguro” dice con voz quejumbrosa, luciendo un poco tímido.

“¿Queeeé?” pregunto, inclinando mi cabeza y entrecerrando los ojos a mí ahora esposo reservado.

Él queda perplejo un poco ante mi tono. “Ya le dije a Cindy. Necesitas entender, Ana, ella está contigo todo el tiempo, es importante para ella tener todos los detalles para que pueda hacer su trabajo apropiadamente.” cerrando su mirada con la mía, coloca su boca en una línea obstinada, comunicando efectivamente que él no va a ceder en este asunto.

Luchando contra el deseo de golpear mi cabeza contra la mesa, tomo una respiración para centrarme. Justo cuando empezaba a pensar que ya él lo entendía, me demuestra que todavía no lo entiende. Sobre la mesa deslizo mi mano sobre la suya, “No tengo ningún problema con que le hayas dicho Christian, yo objeto en no ser incluida en la toma de decisión. Sobre mí.” Agrego, apuntándome y luchando para cubrir mi molestia.

Su expresión contrita adecuada calma mi arranque, justo cuando hace su asentamiento de reconocimiento. “Tienes razón. Lo siento” hace las paces, pasando una mano agitada por su cabello. “Es solo que en el pasado, tu siempre has peleado por la seguridad, y ese es un asunto no negociable” explica, recordándome de mi propia testarudez algunas veces.

Touché, hago una mueca de dolor internamente porque él tiene razón – por supuesto. Por mucho que me moleste algunas veces estar bajo vigilancia cercana y constante, ahora no es el momento o el lugar para mi terquedad cuando se trata de nuestra seguridad. “Gracias” respondo, reconociendo el progreso de obtener una disculpa rápida y sincera de su parte, y ofreciéndole una sonrisa simpática para admitir el papel que jugué en moldear su comportamiento.

Serenamente mis chicas internas miran la escena, sonriendo su apoyo por mi acercamiento suave con él. Incluso ellas tienen que admitir que vivir con Cincuenta es retador algunas veces, pero las recompensas son geniales, y mirando hacia atrás, hemos recorrido un largo camino. En el pasado, un accidente como este hubiese estado lleno de guerra porque ambos somos demasiado cabeza dura para echarnos para atrás. Al menos de esta manera, lo hacemos mejor, llegando a acuerdos mutuos y amigables.

Estoy aliviada cuando él responde con una sonrisa cálida, y la tensión que había entre nosotros se derrite. Con nuestra pelea potencial evitada, él mira sobre su hombro donde Gail está sobre Chris en la cocina, sonriendo. “¿Quieres hacerlo ahora?”

Observo al par por un momento, disfrutando de la manera animada en que Chris interactúa con ella y ella correspondiendo sus gestos juguetones. “Seguro, ¿Por qué no?” estoy de acuerdo, justo cuando Chris está explicándole algo donde extiende sus brazos en frente de él, como agarrando una gran barriga. Bruscamente, la cabeza de Gail se voltea hacia nosotros, mirando en nuestra dirección, e incluso desde donde estoy sentada puedo ver su sonrisa vacilante y nerviosa.

Las cejas de Christian se levantan con confusión cuando mi cabeza cae hacia atrás y me rio, dándome cuenta que el gato ya salió de la jaula. “¡Hora de jugar!” digo en chiste, dando un golpecito al hombro de Christian.

Como si supiera que me estoy riendo de él, mi niño viene corriendo hacia a mí con una Gail incomoda siguiendo su paso, “¡Mami, mami! ¡Es verdad! ¡Dile a la Sra. Taylor! Tú tienes un globo en tu barriguita, y cuando reviente, y bebe va a salir!”

Me rio fuerte. Oh Dios, está claro que las lecciones más recientes de Chris han venido de otro niño.

Finalmente dándose cuenta, Christian se une con un bufido. Él pone a Chris sobre su regazo, dándole un golpecito en la nariz con el dedo. “¿Has estado soltando secretos?” dice mimándolo, entrecerrando sus ojos en una mueca fingida de molestia, haciendo que nuestro hijo dé un chillido.

“¡No!” grita decisivamente con un golpecito de respuesta en la nariz de su papá, “¡Mami dice que los sequetuos son malos!”

A pesar de su incomodidad evidente Gail no puede evitar reírse con nosotros, pero cuando captura mi mirada su sonrisa se suaviza, volviéndose cálida. “Felicitaciones, Ana. Estoy segura que así no es como querías dar la noticia, pero estoy muy contenta por ustedes dos” arrulla antes de inclinarse para abrazarme.

De repente bañada con gratitud, estoy superada por un riachuelo de lágrimas cuando la abrazo – ferozmente. Soy tomada por sorpresa por lo mucho que ha llegado a significar ella para mí. Su alegría por nosotros me conmueve profundamente porque destaca en testimonio de su aceptación incondicional de mí. “Gracias” digo a través de mi garganta engrosada.

Cuando ella me aleja, agarrándome de los hombros para ver mi cara, estoy sorprendida de los riachuelos mojados en sus mejillas, pero su sonrisa es amplia, asegurándome que esas fueron lagrimas de felicidad.

Justo cuando Taylor aparece, haciendo una toma doble mientras observa el momento emocional entre Gail y yo. Titubeante mira a Christian, quien le da una sonrisa orgullosa. Inclinando su cabeza hacia nosotras, él le suelta la sopa a su mano derecha. “Ana está embarazada, Taylor” explica, su boca curvándose en una sonrisa HD.

Es lo más animado que he visto a Taylor. Jadea, luego sonríe, extendiendo su mano para sacudirla con Christian. “Felicitaciones señor. Bien hecho” Vigorosamente bombea el brazo de Christian antes de darme un beso extremadamente casto en un lado de mi cara, repitiendo su deleite.

Hombre sabio, pienso, sonriendo una sonrisa secreta. Él está muy consciente del estado actual-amplificado de celos de mi esposo y es lo suficientemente considerado para evitar incluso un beso apropiado de felicitaciones. Solo sirve para confirmar lo que he estado viendo entre ellos dos todo este tiempo, que su relación va mucho más allá de una de empleador/empleado.

Mi teléfono sonando me arrastra lejos de sus buenos deseos cuando veo el rostro de Mia titilando en la pantalla. “Disculpen” digo, diciendo adiós con la mano, mientras tomo la llamada en la biblioteca. Con Mia, está destinada a ser una larga.

“¡Hey Mia! ¿Cómo estás?”

“¡Hola Ana! Estoy bien. ¿Cómo estás tú? ¿Cómo está mi sobrino favorito?”

En silencio me río de su ritmo, marca registrada de mil-por-hora. “Todo bien. Él está muy emocionada de tener un hermanito, ya hizo su orden de un hermano”

“Awww lindo” canturrea afectuosamente. “Eso va a ser tan lindo, otra mini versión de Christian. Espero que crezcan para que le den un infierno a mi hermano” dice a través de lo que puedo oír es una sonrisa malvada, “Ooohhh, o mejor aun” se interrumpe a sí misma, “¡Una niña! ¡Eso lo va a volver loco! Ella lo va a tener agarrado de su pequeño dedito, volviéndolo loco en tiempo record!” bromea, disfrutando de la idea de alborotar la vida cuidadosamente organizada de Christian.

Dejo salir una risa nerviosa, entretenida y aterrada en partes iguales, pero en completo acuerdo. Una niña seguramente va a mandar la naturaleza imperiosa de mi querido esposo a otra orbita. Solo espero que la madre naturaleza sepa lo que está haciendo.

Cuando Mia toma una respiración, trato de direccionar la conversación de vuelta a la razón de su llamada. “Entonces, ¿Qué paso? ¿Alguna noticia sobre Ethan?”

“Oohhh, siiiii” silba de manera conspiratoria, sonando muy complacida, “Es por eso que estoy llamando. Necesito consejos.”

¡Yay! Animo silenciosamente. Sería genial si Mia y Ethan pudieran solucionar sus cosas y produjeran más nietos. Me encanta ser parte de una gran familia, y por supuesto me encantaría verlos a ambos felices.

“¡Cuéntame!” ordeno con una risa, siendo contagiada por su balbuceo emocionado.

“Está bien” ella acuerda, exhalando un soplido, “Entonces, tenemos este amigo en común que va a dar una fiesta el próximo fin de semana, y ambos estamos invitados, y Ethan acaba de dejarme un mensaje en mi teléfono, preguntando, si quería ir hasta allí en su auto con él, lo cual asumo es un código para no es una cita, nosotros simplemente estaremos como, yendo juntos, pero él sonaba demasiado tímido preguntando, no puedo evitar pensar que él está dando el primer paso. ¿Qué debo hacer?” pregunta, su voz convirtiéndose en una súplica al final mientras sus palabras se tropiezan en una frase larga a las carreras que transmite cada emoción en el libro.

Oh, Dios.

“¿Fueron esas sus palabras exactas? Él dijo ¿vamos a ir allí juntos en mi auto?” haciendo una mueca de dolor por ella, trato de envolver mi mente en sus verdaderas intenciones, pero para mí, sonó como si su pobre corazón estuviera todavía en conflicto.

“Lo sé ¿verdad?” ella contesta con un suspiro abatido mientras llega a la misma conclusión.

“No lo veas como una mala señal. Pienso que tu evaluación inicial aun se mantiene. Él quiere, solo que está asustado. Definitivamente es un paso en la dirección correcta, solo que uno lento” lo último que quiero es que ella pierda la esperanza. Y no es como si nos estuviéramos preguntando si Ethan la ama, que sabemos la ama, solo tenemos que lograr que haga caso omiso a su miedo.

“No lo sé Ana. Nosotros nos pusimos muy bien al día, la noche del lanzamiento. Él parecía relajado conmigo después del shock inicial” ella se ríe, recordando su cara de sorpresa cuando vio lo caliente y feliz que lucía, “pero, ahora no estoy segura.”

“Tal vez lo que necesitamos es sorprenderlo para tener una acción real” medito en voz alta, “Ese intento a medias es una salida fácil, sí alguna vez he visto una”

“Te escucho”  insta, sonando más esperanzada de nuevo.

“Está bien. Esto es lo que vamos a hacer. Llámalo, digamos mañana. Déjalo cocinar un poco.”

“Uh-huh”

“Mantén la conversación tan amistosa como puedas, pero no aceptes. Dile que te hubiese encantado que fueran en el mismo auto juntos, pero que tu ya tienes una cita.” Ambas nos reímos ante mi énfasis sarcástico de la palabra fueran.

Casi puedo oírla fruncir el ceño cuando accede con un perplejo: “Estaaa bien. ¿Y voy a tener una cita?”

“Si, pero no cualquier cita, sino la cita perfecta.”

Ahora ella se ríe abiertamente, burlándose de la idea, “¿La cita perfecta? ¿Hay algo como eso?”

Con una risa, continuo, “No, probablemente no, pero él solo tendrá que ser perfecto para los ojos de Ethan. Un hombre que parezca que pueda tener a cualquier mujer que quiera porque sea exitoso, bien parecido, bien educado..:”

“Un culo pomposo” me interrumpe, su tono volviéndose austero, diciéndome que ella conoce el tipo de hombre que le digo.

“¿Tienes a alguien en mente?”

“Tristemente, si” dice con un suspiro exasperado. “Y él también es aburrido, y auto-importante, y zalamero, y…”

“¡Sip!” digo sarcásticamente, complacida que tengamos nuestro objetivo. “Puedo suponer que has tenido algunos acercamientos a este espécimen” bromeo, entretenida ante el pensamiento de que la súper burbujeante Mia salga con alguien aburrido.

“¡Agh! Si, y él era terrible. En papel él es el chico perfecto, pero en la vida real…”

“Me puedo imaginar que fue menos que divertido” digo con voz quejumbrosa y seca, “pero, suena ideal. ¿Crees que puedas lograr que vaya contigo?”

“El problema no es el que él vaya conmigo, lo que me preocupa es deshacerme de él después! Otra más de sus cualidades estelares” explica, claramente irritada, “Es determinación tenaz. No, no es un palabra que exista en el vocabulario de este chico, y por alguna razón, él está completamente atraído por mí. Él incluso trato de hacerse amigo de mi papá para acercarse a mí”

Jadeo, todavía riéndome, “¡Oh no, Tan mal, ¿ah?”

Ella responde sombríamente, “No tienes ni idea.”

“Oh bueno, vamos a tener que pensar algo más. Solo pensé que si Ethan te veía con alguien que él percibía como una amenaza real, y que tu no estuvieras automáticamente disponible para él, él despertaría de su coma en la relación y recuperaría sus sentidos.”

“¿Realmente crees que eso pueda funcionar? Porque yo lo haría, Ana. Estar sin Ethan no es una forma de vivir. Él es el amor de mi vida.”

Mi corazón se aprieta con dolor. Es tan triste, especialmente cuando ellos dos quieren lo mismo. “Sí, creo que si él te ve en un futuro alternativo como la Sra. Culo pomposo, lo ayudará a darse cuenta que él no tiene hasta el final de los tiempos para decidir tenerte, pero no estoy entusiasmada en que tú hagas esto si piensas que el precio es muy alto para pagar. Este tipo suena como un idiota.”

“Es un idiota, pero uno inofensivo, y sí es lo que hace falta, haré que suceda. Además” razona, “Si todo funciona, voy a tener una muy buena excusa para no verlo de nuevo, o me voy a quedar con que Taylor le patee el trasero.”

squiggle1

El resto de nuestro viernes es sin incidentes, la paz permitiéndome lograr una buena porción de trabajo listo. Estirándome en mi silla, sintiéndome bien por lo que he logrado, decido finalizar mi día. Tengo el presentimiento de que voy a ser muy productiva, quedándome en casa de esta forma. Lo estaría haciendo más por consideración a Christian, pero a decir verdad, no estoy entusiasmada en llenar los zapatos de celebridad que los medios quieren que llene.

Con mi mente en otras cosas, y con mi espalda hacia el pasillo mientras cierro la puerta de la biblioteca, no veo a Taylor cuando da vuelta en la esquina, corriendo en dirección desde su oficina y solo evitándome por poco. Justo en ese momento me salgo del camino. Él no me ve, y su cara está con una determinación grave. Me toma solo un segundo para darme cuenta que algo debe estar muy mal, el sentimiento de hundimiento robando el aliento de mi cuerpo, justo cuando escucho la puerta de la oficina de Christian cerrarse con un fuerte golpe.

Oh, mierda.

Sin voluntad mis piernas parten, siguiendo el camino de Taylor. Antes de empezar a procesar cualquier cosa, necesito saber que mi hijo está bien. Vagamente registro la maldición fuerte a través de dientes apretados detrás de la puerta de mi esposo cuando la paso, ansiosamente en busca de mi hijo. Casi me estampo contra la puerta de la habitación de Chris, sintiendo como si me estuviera moviendo a través de melaza, sin poder ser capaz de llegar lo suficientemente rápido. El ritmo de mi corazón disminuye, solo añadiendo una sensación en que se detiene el tiempo antes de dejar salir una respiración grande, al ver a mi hijo, a salvo, en su cama. Aliviada más allá de la mesura lo abrazo, presionando su pequeño cuerpo al mío, plantando besos frenéticos en su cabello color cobrizo.

“¡Mami!” amonesta, completamente ajeno a mi infierno de hace unos minutos. “¡Me estás aplastando!” me podría reír si no estuviera demasiado enrojecida con adrenalina, mi cuerpo tomando más que mi mente para tomar un respiro. Solo dura un minuto antes de verme forzada a admitir que mientras Chris está gracias a Dios fuera de peligro, algo oscuro se está cocinando, y estaré condenada si mi esposo guarda un solo detalle de mí – embarazada o no.

Con Chris en mis brazos, voy a buscar a Gail. Estaré mucho más tranquila si sé que él está siendo cuidado cuando me uno a Christian y Taylor para oír sobre el último drama que ha chocado contra nuestras vidas.

Link para el capitulo 60

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

35 thoughts on “Capitulo 59

  1. Guille says:

    Hola kere gracias como siempre perdidamente enamorada de esta historia no me canso de leer apenas publicas y ya queiero mas besos saludos a monique un fuerte abrazo a ambas 😚❤

    Liked by 2 people

  2. Judith Alfonzo says:

    Genial me encanto!!! muero por saber que pasa con ethan y mia que desespero por saber que paso ahora que taylor se encerro con christiam. Gracias por el tiempo dedicado para nosotras besos

    Liked by 1 person

  3. Osorio M says:

    Por favor trata de traducir al menos un capítulo al día, la espera se hace eterna.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Hola Osorio! Hago lo que puedo, sorry, un capitulo al día es mucho, balanceo mi trabajo, mi vida y las traducciones :s así que poco a poco, al menos intento lograr un capitulo semanal… gracias por tu comentario
      Kx

      Like

  4. Fanny Rebellon says:

    Waw Cristian siempre con sus sombras e inseguridades, Ana a madurado muchísimo, pero ambos deben aprender a hablar mas, a decirse las cosas, ambos sufren por esos silencios. Ethan es un terco, espero se decida pronto, Mia sufre por el, Ethan no parece psicólogo o sera que el amor lo hace tonto, a esperar haber que pasa.
    Gracias Monique genial como siempre, muchas gracias. y Kereny mil gracias por este maravilloso regalo, ahora a esperar. Un abrazo de oso amiga.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      El amor nos vuelve tontos a todos amiga! Gracias por tu comentario como siempre amiga, gracias por el apoyo..
      Un abrazo, y como sabes es un placer hacer esto 🙂
      Kx

      Like

  5. Verónica says:

    Hola no se si pueden ver mi comentario anterior, es que soy muy lenta en lo que se refiere a la tecnología jaja y no se si estaré haciéndolo bien

    Liked by 1 person

    • Monique Lain says:

      Hello Veronica. Thank you for your kind words. Yes, I saw your lovely comment and I’m thrilled that you enjoyed my story and Kereny’s awesome translation of it. Whenever a new reader comments for the first time I have to “approve” the comment before it shows. That is why you could’t see your original comment, but as long as you sign in, from now on, your comments will show right away 🙂

      Liked by 1 person

      • Verónica says:

        Monique:

        Gracias por responder, espero no haber escrito nada contraproducente. Cuando uno hace un comentario se pide la website y no que poner ya que esta página la encontré por casualidad.
        Agradezco tu ayuda.

        Desde ya muchas gracias.
        Beso.

        Liked by 1 person

      • Verónica says:

        Hola chicas!
        Como siempre Monique se supera cada día con casa capítulo y tu Kare no te quedas atrás con la traducción, haciendo un trabajo increíble.
        Me gustaría saber que estará pensando Elena sobre el rumbo que tomo la salida a la luz del Dominante Christian, ya que ella fue quien lo introdujo en la exena BDSM y además que ella se cree la responsable de su éxito. Viendo que la que esta teniendo protagonismo es Ana. Se estará retorciendo de celos y envidia por no poder participar, ya que si ella habla quedará ante el mundo como una pedofila (como la solía llamar Ana) por haber tenido relaciones, y; “de que manera” con un menor de edad virgen.
        Perdón por explayarme tanto, me entusiasme demasiado jaja Estoy muy atrapada con la historia.
        Un beso a todas desde mi my querido Montevideo, Uruguay!!!!

        Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Lo estas haciendo bien Vero 🙂 Si lo lei..
      Gracias por tu comentario
      Un abrazo

      Like

  6. Janitzia Berrido says:

    Olalá Ethan ya se decida y acepte a Mía como pareja. Tan chevere que es Mía. Ella se merece a Ethan. Y él es excelente y muy responsable. No quiere lastimar a Mía. Que linda es Gail. Es la ama de llaves por excelencia y quiere a Ana y a Christian sinceramente y con lealtad, al igual que Taylor. Y cuál será el problema ahora que tendrá Christian? Y Ana tiene que aprender a no desesperarse tanto, sin antes saber lo que pasa. Ayyyy que vida esta la de nuestros amados Grey. Que será????….Estoy en suspenso!!!!Gracias Mil por todo!!!Un Abrazo Kere y Monique!!!

    Liked by 1 person

  7. Elkizz says:

    😍😍😍😍 enamorada y obsesionada con esta historia disfruto cada párrafo… Tiene de todo amor, pasión, lujuria, drama, suspenso, acción y hasta su lado cómico definitivamente es una entrega magnifica de parte de la autora que nunca me queda debiendo nada en cada capítulo me envuelve en la misma burbuja de magia de Christian y Ana… Espero con ansias locas la próxima traducción gracias KereCB y sobretodo un millón de gracias a Monique Lain😘😘😘😘

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Guao! Gracias a ti Elkizz! Gracias por tus lindas palabras y tu comentario 🙂 Estamos para complacer, jejeje, Que bueno que te ha encantado tanto. Un abrazo guapa.
      Kx

      Like

  8. Gigy says:

    Chicaaa es uno de los fanfiction q me sigen y no m dejam dormir hasta en el baño no me lo pierdo y ahora m quedo q no veo el link para el otro capitulo hajajaja quiero maaaassss felicidades

    Liked by 1 person

  9. Ana de Rueda says:

    Esta historia es estupenda, como lo atrapa con tan buena trama. Son admirables chicas Monique Lain y KereCB. Gracias. Un fuerte abrazo ❤

    Liked by 1 person

  10. Maria Elena says:

    Que puedo decir de esta historia que ya no haya dicho. Estoy emocionada por lo que pueda pasar con Mia y Ethan. Y este nuevo problema estoy segura que es José. Kere bella muchas gracias por el capitulo. Espero avanzar hoy en la historia porque estoy atrasada. Gracias a Monique también. Besos!

    Liked by 1 person

  11. Claudia Henao says:

    Una buena sacudida es lo que necesita Ethan, que terquedad por Diossss!!!!! Gracias Monique, Keremy.

    Liked by 1 person

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s