Capitulo 61

“¿Y cómo fue esa conversación Christian? ¡Mira, estás despedido a pesar de que haces un trabajo excelente, pero no te preocupes aquí tienes un poco de dinero!” escupo sarcásticamente, realmente molesta con mi esposo, quien parece pensar que está bien comprar el mundo para su sumisión.

“¡Anastasia!” amonesta, y por su ceja levantada, puedo decir que él está menos que impresionado con mi deducción, “De hecho no lo despedí directamente. Apenas investigué una oportunidad para él que sabia no iba a dejar pasar por alto, lo que lo dejaba a él sin el tiempo libre para sus clases independientes. Así que, en realidad, se fue por su voluntad.”

Oh

Mi boca se cierra de golpe, mordiendo el resto de diatriba que estaba en la punta de mi lengua. Eso me hace sentir un poco mejor, al menos el pobre Matt no anda por ahí pensando que hizo algo malo. Y tal vez sobre reaccioné, sacando mis propias conclusiones pero aun así, la motivación detrás de la manipulación de Christian esta fuera de lugar. Moderando mi tono en uno más apropiado, y con la curiosidad quemando un hueco en mi mente, no puedo evitar preguntar, “¿Hiciste algo por su banda?”

Él me da un pequeño asentamiento con su cabeza, como diciendo eso está mejor antes de mirar hacia su escritorio para mover algunos papeles en una pila más ordenada, claramente evitando mis ojos inquisitivos.

“Si” dice, “si debes saberlo, han logrado conseguir un trabajo como banda telonera en los conciertos de Maroon 5”

Oh guao. Matt debe estar en la luna. Primero el Dr. Shawn, y ahora Matt, ambos sacados expertamente de la imagen por mi hombre sobreprotector y prepotente. Pongo mis labios en una línea delgada, presionándolos juntos en un esfuerzo por no reírme. “¿Qué vamos a hacer contigo Sr. Grey?” pregunto, sacudiendo mi cabeza.

Christian se levanta de su escritorio para rodearlo con unos cuantos pasos. “¿Qué vamos a hacer conmigo?” ronronea, ese barítono bajo que conozco tan bien, enviando escalofríos corriendo por mi piel. “Te diré que es lo que nosotros vamos a hacer” dice nosotros en una forma que me dice que realmente quiere decir yo.

Solo puedo mirarlo fijamente, hipnotizada con la cara del Christian Dominante que viene de la nada. Él planta ambas manos sobre el posa brazo de mi silla y se inclina, dejándonos casi nariz con nariz, “Nosotros” dice de nuevo con énfasis y voz rasposa, “vamos a ser una buena chica y recordar que, en este asunto en particular, lo que yo diga, es. Tu perteneces a mi Anastasia, y estoooo” dice entre dientes, dejando sus dedos rozar mi collar, fijando su mirada gris en la mía, “y esto” agarra mi seno en su palma, dándole un apretón firme, antes de deslizar sensualmente su mano hacia abajo en mi vientre, y finalmente dejándola descansar en la V entre mis muslos, “y esto, es mío.”

Involuntariamente jadeo y mis parpados se cierran mientras mi cabeza cae hacia atrás, como siempre, completamente entrampada por su dominio ardiente. Quiero corcovearme ante su toque, esta excitación instantánea desde ya calentando la sangre en mis venas, pero instintivamente sé que eso no me va a llevar a ningún lado.

“Mírame, nena” comanda y mis ojos se abren, al instante encontrando ese brillo posesivo en su mirada, “¿Estamos claros?” apenas rozando sus labios sobre los míos, me provoca con una probada de un beso fugaz.

“Si” digo, parpadeando y mordiendo mi labio entre mis dientes, dejando flagrantemente pistas de mi deseo.

Abruptamente él se endereza y aplaude un solo aplauso, sobresaltándome de su hechizo. Sonríe, luciendo complacido consigo mismo. “Bien. Me alegra que arregláramos eso. Ahora, Sra. Grey, déjame regresar al trabajo para poder servirle apropiadamente a mi esposa con necesidades más tarde.”

¡Deos!

Sintiéndome engañada, me levanto con una rabieta, entrecerrando mis ojos hacia él para buena medida, pero su sonrisa solo se amplia. Trato de hacer puchero (morrito) pero él se ríe, dándome un gesto de te vas mientras volteo para irme.

“Sra. Grey, ¿no te olvidaste de algo?” dice cuando estoy de espalda, su voz todavía goteando con sensualidad que otros pocos pueden hacer.

Cuando me volteo, su sonrisa está todavía en su lugar, pero puedo ver que hay una buena dosis de travesura detrás de ella. Él inclina su cabeza hacia un lado y luego da un golpecito a su mejilla con su dedo, llamándome con un guiño para darle un beso.

Sonriendo ahora, pongo mis ojos en blanco, sabiendo muy bien que estoy buscando problemas mientras regreso a su espacio personal. No pierdo su ceño fruncido y su gruñido suave antes de inclinarme para besar el punto que indicó, pero en el espacio de un latido él voltea su cabeza, y mis labios caen en su boca. En un movimiento rápido y con gracia me sumerge más abajo. Con mi cabello rozando el suelo me besa – ruidosamente, enlazando su lengua con la mía.

¡Guao!

Justo tan rápido como empezó, termina, levantándonos a los dos de nuevo. Volteándome por mis hombros, me envía hacia afuera con una palmada en mi trasero, haciéndome saltar y gritar, “¡Eso fue por tu grosería de poner los ojos en blanco Sra. Grey!” se ríe.

¡Hombre exasperante! Pienso, todavía mareada del beso mientras voy de regreso a la sala.

Hhmm, hombre sexy, concuerda mi diosa interna, todavía desmayándose.

Al menos él es justo, medito cuando veo la cara llana de Bianca enmarcada por un par de anteojos pesados cuando los pone en su sitio con su dedo, obviamente demasiado perdida en el mundo de la música para notar algo que no sea el progreso de su estudiante, mi pequeño niño inteligente.

Ella luce muy joven, aunque estoy segura que ella es más mayor de lo que su rostro claro e inocente sugiere. Ellos hacen una bonita imagen, el par encerrado en la tarea, concentrándose, casi como hermanos, y no por primera vez, haciéndome preguntar cómo va a encajar el nuevo bebe en nuestras vidas. Hay momentos cuando me preocupo que no vaya a haber suficiente amor para dar. Es casi imposible para mi imaginar que puedo amar a otro bebe tanto como amo a Chris, pero de nuevo, antes que él naciera nunca soñé que tuviera la capacidad de amarlo de la manera que lo amo.

Como es lo común con la preocupación, un pensamiento ansioso conduce a otro. Mañana es mi chequeo de las seis semanas con la Dra. Malone, siendo esa la primera vez que vamos a salir de Escala desde la noticia de la desaparición de José. Es una salida que pienso que Christian solo está tolerando por la naturaleza de la visita. Ahora que lo pienso, estoy sorprendida que Christian no haya instalado un unidad de maternidad en casa todavía.

squiggle1

Al final de la tarde reviso mi email y no estoy sorprendida cuando veo mensajes tanto de Kate como de Mia. Kate, especialmente, escribiéndome tres o cuatro veces al día mientras sus tratamientos hormonales y su actual falta de responsabilidades la dejan con tiempo libre para meditar sobre sus estados de ánimo.

 

De: Kate Grey

Asunto: Molesta – de nuevo…

Fecha: 5 de diciembre 2016 14:56

Para: Anastasia Grey

Ana, lo juro, si no consigo algo que hacer voy a trepar las paredes o voy a arrancarle la cabeza a alguien. ¡Y por alguien quiero decir Elliot! ¿Por qué los hombres son tan estúpidos? ¿Puedes por favor responder esa pregunta? Yo me he hecho una carrera de responder preguntas difíciles, pero esa testarudamente permanece como un misterio. ¿No odias cuando ellos hacen sugerencias a un problema que es tan deslumbrantemente obvio que es lo primero que habrías considerado y luego desechado como una solución inadecuada, y lo que tú necesitas ahora es otra manera? ¿O por qué ellos no pueden simplemente callarse y escuchar? ¡No necesito que él traiga la paz mundial! A veces solo quiero sacer las cosas de mi pecho, ¿sabes? Simplemente respirar. Decir algo muy alto para poder procesarlo mejor.

¡Los chicos apestan! (Excepto Chris, por supuesto)

Molesta como el demonio,

Kate Grey

Guao, ella está realmente desbocada hoy. Pobre Elliot, no importa lo que haga, está destinado a estar en constante problema por los próximos meses. Solo espero que él la trate con los guantes de seda que su estado frágil merece. Como para probar las fluctuaciones salvajes de su estado mental, su segundo mail, apenas una hora después, es completamente diferente.

 

De: Kate Grey

Asunto: Calmada y serena…

Fecha: 5 de diciembre 2016 15:42

Para: Anastasia Grey

Hey Ana,

¿Cómo va tu día? ¿Cómo vas con la edición? Apuesto estas luchando con los confines de Escala en este momento, y no me puedo ni imaginar lo que el pobre Chris debe estar pasando. Una torre en el cielo es apenas el sitio ideal para un niño. ¿Crees que Christian te deje salir si prometes que estarás con tu sequito? Me encantaría verlos para tomar café. Demonios, ¡Incluso consideré dejarte llevarme a uno de esos lugares de juego de niños cerrados! Va a ser una buena experiencia para cuando finalmente acierte esta cosa del embarazo. Solo unos pocos días más y podemos hacer las pruebas. Estoy emocionada y nerviosa y emocionada… ¡LOL! ¡Llámame!

Tú estable – por ahora – amiga

Kate Grey

 

Condenso mi respuesta a Kate en un mail y prometo ver la posibilidad de salir. Tal vez si nuestra visita con la Dra. Malone va bien mañana, Christian no va a estar tan tenso por dejarnos salir. Definitivamente no podemos ser prisioneros en Escala por el futuro previsible. Mientras paso al mail de Mia me pregunto ociosamente si Christian consideraría llevarnos lejos por un tiempo, saliendo de los Estados Unidos y encontrando una esquina lejos en el mundo para escondernos hasta que Jason atrape a José, o lo que sea.

De: Mia Grey

Asunto: Ethan y otras cosas.

Fecha: 5 de diciembre 2016 16:02

Para: Anastasia Grey

¡Hey hermana!

¿Cómo está mi sobrino favorito (y por supuesto sus amorosos padres)? La seguridad extra que Christian puso en nuestra casa me está volviendo loca ya, pero no puedo decir que me importa el seguridad fortachón llamándome ma’am. Tiene un buen sonido, ¿sabes? Y él es súper útil de tener alrededor cuando necesitas una mano extra para cargar las compras. Él luce muy bonito con su bolsa rosada a rayas de Victoria Secret en sus manos. ¡LOL!

 Hablando de VS, he puesto nuestro plan en marcha, y he gastado bastante dinero en el anteriormente mencionado establecimiento en un esfuerzo de mejorar la lencería vieja… *Guiños* Aquí está la esperanza de que Ethan llegue a verla ¿no? *Sonrisa* Así que ahora, todo lo que tengo que hacer es esperar el sábado a llegar y luego… bueno, esperemos lo mejor. Por supuesto que “el hombre ideal” está en la nube con mi aquiescencia repentina a sus avances, desde ya tengo que pelear para no ir a tomar unos tragos antes de nuestra cita. Él es realmente incorregible, ¡y en la peor manera posible! Si tengo que escucharlo hacer una lista de sus bienes una vez más, o escucharlo decirme lo buen partido que es, puede que vomite en una sus corbatas deliberadamente extravagantes! ¡Agh! ¿Mencioné que yo REALMENTE espero que nuestro plan funcione porque solo hay mucha zalamería que una chica puede soportar antes de que sucumba a la tentación de un cuchillo de pan… Sip… ¿Ves? Ya estoy pensando en asesinato… Mia, en la mesa de comer, con el candelero… ¡LOL!

En fin… solo estaba tocando base, haciéndote saber. Es mejor que cruces tus dedos (y tal vez los de tus pies), hermana, porque creo que es nuestra última oportunidad.

Me encantaría que nos pusiéramos al día pronto. Avísame cuando mi hermano sobreprotector te deje y mi hermoso sobrino esté fuera de su vista! De otra forma, tendré que arrastrar mi trasero hasta ti.

¡Cuak. Cuak!

Mia Grey.

Niego con la cabeza, riendo. Es increíble como su personalidad sale, incluso en un email. Casi puedo escucharla hablar en su entrega usual de mil-palabras-por-minuto, puntuado con su sentido de humor lindo y loco.

Después que le respondo a Mia y el resto de mis emails, voy a buscar a mi chico para un tiempo serio de juego madre e hijo. Estando encerrados en el apartamento, se vuelve más importante que nunca para mí encontrar cosas emocionantes para hacer con él antes que se vuelva loco con estimulación sin jugar afuera o con amigos de su misma edad. Es en momentos como estos, donde extraño tanto mi vecindario en Savanah. Tener a alguien tan cerca con la misma edad de tu hijo es una bendición que no tiene precio. Desearía poder levantar el teléfono y poder pautar una cita, pero no hemos estado en Seattle el tiempo suficiente para conocer amigos de juego. Y realmente no quiero mencionárselo a Christian. Quién sabe hasta dónde va a llegar para encontrar un compañero de juegos para Chris apropiado para su edad.

squiggle1

El martes en la mañana me despierto con un sobresalto, asombrada por la hora tan tarde que el reloj de la mesita de noche anuncia. A pesar de estar cansada cuando finalmente me fui a dormir, la primera hora de mi media noche fue inquieta. Seguía soñando sobre el eco de hoy y las cosas posibles que pueden salir mal con un bebe en útero, gracias a los sermones frecuentes que recibo de mi esposo, quien ahora sabe más sobre el desarrollo temprano del bebe cosa que no es buena para todo el mundo.

La ignorancia es realmente una bendición, pienso, recordando las primeras cosas básicas que aprendí cuando tuve a Chris, demasiado encerrada en mi mundo para obsesionarme por la vida creciente en mi vientre. Yo simplemente tomé su desarrollo estable y saludable por sentado. También, saber que tan importante es este bebe para Christian, no puedo evitar preocuparme sobre las consecuencias para él si las cosas no van tan bien o perfectamente como él quiere.

Me levanto de la cama y me estiro, saboreando él tirón suave de mis músculos, especialmente los de mi espalda. Demasiado rápido estaré incomoda de nuevo. Por un momento me quedo quiera, esperando por el enturbiar inevitable de embarazo, pero con mi estomago sintiéndose sorpresivamente estable, decido comer algo rápido antes de que llegue y dañe mi apetito.

Incluso desde el pasillo escucho el balbuceo emocionado de Chris y el tono medido de Christian junto con los sonidos comunes viniendo de algún lugar en la sala. Nunca falla en hacerme reír, escucharlos a los dos interactuar incluso cuando no puedo oír que es lo que están diciendo en este momento. Christian todavía hace que se me caiga la quijada con su paciencia y con la forma en que mi mega Gerente General puede ser simplemente con su chico, fácilmente conversando con Chis a su nivel sin los adornos de su personaje serio, como la cabeza única de una compañía, algo que estoy segura pesaría en otro hombre.

Con la curiosidad burlándose de mí, entro en el vasto espacio, esperando verlos absortos en alguna cosa extravagante de chicos, pero la sonrisa cae de mi rostro. Ellos tienen sus espaldas hacia mí, viendo a una cadena de hombres de bata blanca revoloteando en lo que parece sospechosamente como el equipo que verías en una oficina de un obstetra.

Oh querido. Hablé demasiado pronto. Parece como si Escala se acaba de convertir en el primer apartamento del mundo con su propia ala de maternidad en toda regla.

Christian debe sentirme atrás porque se voltea, dándome una sonrisa amplia. “Y aquí está la mami en espera ahora. Buenos días Sra. Grey. Nos estamos organizando para ti.”

“Mami, ¡papi dice que vamos a ver una peli del bebe! Y que vamos a escuchar su corazón bum, bum!” mi hijo me informa, obviamente encantado con la idea cuando viene a darme un abrazo.

“Uhm…Si” solo puedo estar de acuerdo, eso es claramente lo que va a pasar, pero como no puedo desesperarme ante la locura de todo. El gasto por si solo debe ser demente, y por como luce, solo lo último y lo mejor por mi esposo imperioso. Me pregunto si los servicios exclusivos de la Dra. Malone vienen con todo esto.

Christian desliza un brazo alrededor de mi cintura y besa ese punto que me derrite justo debajo de mi oreja. “¿Ves?” dice, ajeno a mi sorpresa. “Ahora tenemos todo lo que necesitamos justo aquí. Podemos ver al bebe cuando queramos.”

“Hu-huh” murmuro, todavía demasiado aturdida para hablar. Sí me pone en reposo en cama voy a perder mi paciencia con él. ¿No puede él ver que esto raya en la locura?

Su mano se mueve a mí vientre, suavemente acariciando el todavía plano como si estuviera hablándole al pequeño blip. “Solo lo mejor para ti, pequeño. ¡No puedo esperar para escuchar los latidos de tu corazón!”

Mi irritación da paso a la indulgencia. Él está tan emocionado por este pequeño blip. Lo último que puedo es estar sorprendida, en realidad. El pensamiento de esto pasó mi mente anoche. Esto es tan típico de Christian, y con algo tan grande como la vida de su hijo que aun no nace, esto es probablemente él conteniéndose. Tal vez debería estar agradecida por eso. “¿La Dra. Malone también se va a mudar con nosotros?” lanzo, medio bromeando cuando veo a los chicos desaparecer en una habitación libre para preparar los equipos.

Christian resopla, “No seas tonta,” se ríe, como si fuera yo la de las ideas ridículas. “Tendremos una enfermera partera pediátrica que va a venir a revisarte una vez a la semana, más allá de los controles que la Dra. Malone va a hacer. Ella también va a estar a una llamada de nosotros por la duración del embarazo, y si tu quieres, después del nacimiento.”

Oh sí, yo soy la de las ideas escandalosas, pienso, negando con la cabeza ante los planes sobre pasados de Christian para nuestro cuidado prenatal. “Recuerdas que he hecho esto antes, ¿no?” desordenando el cabello de Chris miro a mi esposo, sin mucha esperanza que él vea lo pasado del muro que está siendo.

“La seguridad primero” gruñe suave con el ceño fruncido, dándome una mirada que dice que no me saldré con la mía en esto. “Ahora, sé una buena chica y come algo antes de que la Dra. Malone llegue”

Es mi turno de resoplar. Puede que ella no se mude pero parece que la estimada doctora estará haciendo visitas privadas a casa solo para nosotros.

squiggle1

Con un toque en la puerta de Chris, Christian viene a buscarnos cuando la Dra. Malone está instalada en la nueva “ala de maternidad” de nuestro apartamento. Todavía luciendo muy feliz consigo mismo, mi hombre me guía de la mano hacia la doc mientras lleva a su hijo cargado en la cadera, “¿Vamos a ver a mi hemano ahora?” Dice Chris, ansioso por tener un primer vistazo del bebe.

Christian y yo sonreímos. “Eso espero, amiguito, pero no quiero que te decepciones. El bebe puede que sea una pequeña niña y cuando el bebe está tan pequeño como esto.” Sostengo mi dedo pulgar e índice, indicando la pequeña abertura del tamaño de un grano de arroz. “¡todo lo que puedes ver en la película es una gota negra!”

“¿Qué es una gota mami?” pregunta, luciendo perplejo.

Sonriendo, yo le hago cosquillas en su barriguita, “Hhhmmm… ¿sabes esos caramelos de goma negro que te gustan tanto?”

“Uh-huh” chilla, riendo y retorciéndose en los brazos de Christian.

“Así es como el bebe va a verse por ahora, hasta que la semilla desarrolle brazos y piernas.”

Sus ojos se ponen grandes como platillos mientras jadea, colocando la mano sobre su boca. “¿El bebe es un alíen?”

Esta vez, Christian y yo nos reímos. “¡Tonto! El bebe no es un alíen” Christian explica, haciendo cosquillas a la barriguita de Chris de nuevo. “Él o ella” me da una mirada con la ceja levantada antes de volver a su hijo. “todavía necesita que le crezcan una cabeza, brazos y piernas”

Chris asienta pero luce dudoso cuando entramos en nuestra propia sala de doctor. La Dra. Malone nos recibe con una gran sonrisa, y estoy aliviada de ver que si la visita en casa le molesta, no lo demuestra. “Ana, Christian” saluda antes de llevar su atención a nuestro chico, “Oh, y este debe ser Chris, él pequeño chico que está a punto de convertirse en hermano mayor ¿ah?” con una seriedad juguetona ella sacude su mano mientras nosotros hacemos eco de su calidez con nuestros saludos.

“Si” dice él secamente, “pero no quiero un alíen”

De nuevo tenemos que luchar contra nuestras risas, “Esta bien entonces” ella acuerda con suavidad.” Veré que puedo hacer. Por qué no ayudas a papi a traerle a mami un vaso con agua y yo voy a preparar a mami, ¿está bien?” Estoy aliviada de su previsión. Tener un eco interno es bastante desagradable, y aunque no creo demasiado en la protección de los niños contra las realidades de la vida, prefiero que tanto mi hijo como mi esposo se salven del lado clínico que se necesita en orden para ver las primeras fases del desarrollo del bebe.

Mientras ella me prepara, tenemos una pequeña conversación sobre cómo me he estado sintiendo con el embarazo. Cuando mis chicos regresan, estamos listos. Ella los dirige hacia mi cabeza para que podamos mirar a la pantalla.

“Okey, hoy vamos a medir la longitud cráneo-caudal para determinar la edad del feto” ella hace una pausa, y mira a Chris. “Eso solo significa que vamos a ver cómo está el bebe y, si nos quedamos muy callados, ¡puede que escuchemos el latido del corazón del bebe!” dice entusiasmada, dándole un guiño amistoso. Por supuesto que mí ñoña hormonal se derrite por lo buena que ella está siendo con él y lo lindo que mi niño es.

La siento ajustar la vara y luego lo vemos, una forma triangular nevada con una gota negra en el medio. “Phew!” dice ella, manteniendo su vista en la imagen. “Eres un hermano mayor afortunado. Te puedo decir que definitivamente no es un alíen”

61a

“¡Yupi!” dice Chris animado, mirando a la pantalla con los ojos entrecerrados para ver lo que ella ve.

“Si yupi! Tienes el 100% de un hermano o hermana humano, ¡como tú!” de nuevo ella le da una gran sonrisa, y lo veo relajarse, de regreso a bordo al vagón con el bebe. Mi esposo, en contraste, parece estar en otro mundo. Ajeno al juego que la doc y Chris están jugando, él mira fijamente a la pantalla, hipnotizado.

Cuando Sharon se da cuenta del trance de Christian, ella sigue con las cosas, haciendo gesto de silencio, para el evento principal del eco, “Okey, vamos a quedarnos muy callados ahora, no siempre puedes escuchar los latidos tan temprano pero si somos afortunados” dice, suavemente manipulando la bola de rastreo con sus dedos.

Christian está apretando mi mano, sus dedos enroscados alrededor de los míos en un agarre de muerte mientras sus ojos están clavados en la pantalla y la doctora. Puedo decir que él está aguantando su respiración, sus ojos poniéndose más grandes con cada segundo que pasa. Por lo que se sienten como largos minutos no escuchamos nada, hasta que me percato del sonido rítmico débil.

Mi esposo está todavía inmóvil y sin aliento, claramente no quiere que nada interfiera con el tamboreo rápido del corazón de nuestro bebe mientras llena de sonido la sala en silencio. Finalmente, en un aliento rápido, su rostro se ilumina con la sonrisa más beata. “Eso es…” él sacude la cabeza, sonriendo mientras busca las palabras que ha perdido en medio de su alegría total, “¡Eso es maravilloso!” susurra en una voz ronca que traiciona cada onza de su emoción.

Aprieto su mano en respuesta, viendo su rostro vencido mientras se pierde en el milagro de la vida que hemos creado juntos, “Lo es,” acuerdo suavemente, “absolutamente maravilloso”

“Pensar que hay un bebe dentro de ti, una vida, que nosotros pusimos allí, y escuchar los latidos de su corazón, la confirmación de esa vida…” de nuevo sus palabras se desvanecen mientras llega a términos con la maravilla fantástica de la procreación de la vida humana.

“Es hermoso” murmuro, completando su frase. Sé cómo se siente. La primera vez que escuché el latido del corazón de Chris creo que el bombeo del mío se igualaba al ritmo del corazón fetal. Sí, mi corazón estaba roto para ese momento, pero el milagro de todo eso lo hizo muy real para mí en ese momento.

“Y, a juzgar por la velocidad, 98 latidos por minuto, está perfectamente saludable” las palabras de la Dra. Malone calman la ansiedad que sentí por el eco de hoy y todo ha valido la pena, viendo a mi esposo tan en éxtasis de esa manera.

Christian se inclina, y besa mi mejilla, sus ojos cálidos con adoración, “Gracias” dice. Cuando se aleja del beso me baña con una mirada reverencial mientras le responde a la doctora. “Esas son grandes noticias. ¿Podemos confirmar la edad del feto?”

“Sip, vamos a echar un vistazo” Ella teclea algunos botones, midiendo. “No es que esto sea a ciencia cierta, pero de acuerdo a estos cálculos estamos situados en la semana seis hoy” Descansando sus manos sobre su regazo ella nos da una sonrisa complacida y mí hombre exasperante, sobreprotector y sexy se voltea hacia mí con la sonrisa más presumida del mundo, el saber que él acertó la primera vez, casi trayéndole la misma alegría que la de escuchar el latido del corazón fuerte del bebe.

Gracias por leer. Por favor no olviden dejar su comentario.

Link para el capitulo 62

14 thoughts on “Capitulo 61

  1. Lupita Fernandez says:

    Kereny, me encanto el capitulo. Nuestro Christian siempre sera dominante, protector y controlador (eso me encanta). El imaginar su emoción con su bebe por llegar me llena de ternura. Gracias por tu tiempo para la traducción, eres un sol. Un fuerte abrazo.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Lupe! Gracias a ti por tomarte el tiempo de leer y comentar… Que bueno que te ha gustado, a mi tambien me parece tierno nuestro dominante favorito con su nuevo bebe… Un abrazo guapa
      Kx

      Like

  2. Me encanta ver a Christian tan tierno. Estuvo genial el capítulo, espero con ansias el próximo. Besos Kere❤

    Liked by 1 person

  3. Guille says:

    Hay que hermoso capítulo me encanto y kere no nos chifles demasiado dos capítulos en un semana estaba súper emocionada me encantan gracias por traducirlo para nosotros un fuerte abrazo y saludos a minique 😘😍😊

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Jajajaja no es chifle, es cierto, ya casi lo publican 🙂 No comas ansias Guille… pendiente que ya viene el proximo… Gracias por tu comnetario y el apoyo de siempre…
      Un abrazo guapa
      Kx

      Like

  4. Fanny Rebellon. says:

    Hasta haciendo un hijo es dominante, jajaja. Pero a el todo se le perdona, es adorable. ahora lo que esta haciendo Jose me parece detestable, aunque Ana tuvo un poco de culpa, el siempre supo que Anastasia nunca lo iba a querer, y aun así se aferro a ella, es un malnacido, me encanto el capitulo pero lo veo corto igual que el anterior, pero muy buenos. Gracias Monique eres increíble. y tu Kereny eres fantástica por tu trabajo traduciendo este fic, gracias mi reina un besote.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Jajajaja estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices amiga!
      Gracias como siempre por tu comentario y apoyo… Ya prontito el proximo capitulo
      Un abrazo guapa
      Kx

      Like

  5. Ana de Rueda says:

    Hermoso capitulo. Christian en esta etapa es primerizo ya que el no estuvo en el embarazo de Chris. Que tierno es verle así, es que me lo como 😉
    Gracias, hasta el próximo capitulo, Besos ❤ 🙂

    Liked by 1 person

  6. Janitzia Berrido Fernandez says:

    Bello y apasible capítulo. Viéndolo bien y pensándolo más, no es fácil convivir con Christian. Creo que a Ana se la fabricaron a él. Eso que hizo con el pianista, aunque lo benefició, fue extremoso, Dios. Sólo Ana lo soportaría. Creo que yo soy mas como Kate. Ja,ja,ja,ja. Lo de la doctora se lo dejo pasar mas por cuestiones de la seguridad. Pero a la verdad que Grey es asfixiante, pero la dósis de hipnotismo que nos proporciona lo hace bella y decididamente soportable. Gracias de new. Un beso y un abrazo a ambas (Kere y Monique)…..

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Guao tienes razon Janitzia! A veces nuestro Grey puede llegar a ser exasperante… jejeje pero igual lo amamos… Gracias por el apoyo y tu comentario guapa
      Un abrazo
      Kx

      Like

  7. judith says:

    Hasta yo estaba omocionada en el eco no se como se manejara anastasia para tolerar lo megaprotector que esta christian

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Jajaja siiiii Judith! Es super emocinante ver la reaccion de esta familia ante un nuevo bebe… Y pues sobreprotector y todo amamos a nuestro adorado Christian… Un abrazo guapa. Gracias por tu comentario.
      Kx

      Like

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s