Capitulo 65

Un escalofrío de miedo se mueve a través de mí, poniéndome los vellos de punta. ¿Ella? ¿Ella quien? ¿Es Kate, o Mia, o incluso Grace? Pero la pregunta que se cierne durante más tiempo, la que tira de mí con dedos fríos de miedo, escandalizándome a la acción, es si José está involucrado o no.

Primero lo primero, me digo a mi misma mientras me concentro en respirar a través del pánico, para pensar en algo útil, algo práctico para hacer. Cuidadosa de no perturbar su sueño pacifico, levanto a Chris y lo cargo hasta su cama. Apenas siento su peso con la adrenalina que carga a mis músculos, y cuando cierro la puerta de su habitación detrás de mí, sigo los pasos coléricos de mi esposo hasta su estudio.

Encuentro dos pares de hombros cuadrados, apretados con tensión, y un par de mandíbulas apretadas mientras Taylor y Christian se miran el uno al otro sobre su escritorio. La habitación está vibrando con hostilidad mientras ambos hombres luchan por mantener su temperamento bajo control.

A pesar del standoff de miradas, necesito saber qué demonios ha pasado y sus ceños fruncidos no están ayudando a las cosas. Rompiendo el tenso silencio con un sonido conciso hago saber mi presencia. “¿Quién está perdida?”

Miradas iguales de sorpresa voltean en mi dirección cuando se dan cuenta que tienen compañía. Christian deja salir una larga respiración y pasa una mano por su cabello. Entrelazando sus dedos detrás de su cabeza, viendo al techo como si estuviera buscando ayuda del poder divino. “Mia” dice simplemente mirándome fijamente. La tranquilidad en su voz es traicionada por la mirada embrujada en sus ojos. No hace falta ser la herramienta más afilada en la caja para decir que él está realmente preocupado.

Una vez más tengo esa sensación de incomodidad congelando la sangre en mis venas, entumeciéndome como si colocaran peso en mis extremidades. “¿Mia? Pero si hablé con ella hoy. ¿Cómo puede estar perdida?” El momento en el que las palabras salen de mi boca me doy cuenta de lo estúpida que es la pregunta, pero mi cerebro ansioso no está funcionando a toda máquina.

La respuesta de Christian no hace caso a mi lógica defectuosa. “Eso es precisamente lo que me gustaría saber” dice hirviendo, volteando su mirada gris hacia Taylor de nuevo y llevándonos una vez más al standoff de miradas que vi cuando entré.

Taylor toma una respiración para prepararse, “Señor, con todo el respeto, es jodidamente imposible cuidar de una persona cuando ésta se rehúsa a ser protegida” Para resaltar su punto él inclina su cabeza en mi dirección – un recordatorio de cuando me escape de Sawyer.

No tengo tiempo de sentirme herida así que encojo mis hombros fuera del escrutinio y llevo mi atención completa a sus palabras. “¿Qué es exactamente lo que quieres decir con que ella se rehúsa a ser protegida?

Por un momento él luce anonadado con confusión, pero explica de todas formas. “Ella escapó de su seguridad, ella deliberadamente perdió a su guardia de seguridad.” Para hacer ver su punto apuñala el aire con su dedo índice antes de continuar con su diatriba. “Uno de los más grandes retos que enfrentamos como personal de protección es la cooperación de la persona que estamos tratando de proteger. Con todas las variables, hace de un trabajo ya difícil, virtualmente imposible si la marca no juega bajo las reglas” La mirada que le da a Christian es implorando, instando a su entendimiento.

Christian toma una respiración audible para hablar pero levanto mi mano, interceptando. “Sabes que ella salió en una cita ¿no? ¿Se fue ella con él? ¿O se desapareció después de dejar el hotel?”

Taylor frunce su ceño hacia mí, inclinando su cabeza en una pregunta silenciosa. “Si, el Sr. Reginald Gates, creo. Y no, el Sr. Gates no tiene idea de donde se encuentra. Ella desapareció de la fiesta pero no encontramos evidencia que ella haya salido del hotel. Ella se disculpó para ir al baño y luego – ¡Bam! ¡Perdida!”

“¿Y Ehtan? ¿Sabemos en donde está él?” lentamente un cosquilleo de esperanza calma la peor de mis preocupaciones. Por favor, por favor que mi corazonada sea la correcta, rezo en silencio.

“¿Ethan Kavanagh?” pregunta Taylor, su ceño confundido.

Cuando Taylor empieza a hablar, Christian lo corta, “¿De qué se trata esto Ana? Si sabes algo, ahora no es el momento de guardártelo”

“Lo voy a explicar en un minuto” digo, ansiosa que Jason me de la información que estoy desesperada por escuchar. “Por favor solo contesta la pregunta”

“Por lo que sé, el Sr. Kavanagh fue a la fiesta.” Él abre la carpeta en su mano, claramente buscando confirmar sus pensamientos en el asunto. “De hecho, creo que el reporte de Gavin menciona que él paso un rato con Mia mientras Reginald estaba ocupado haciendo negocios.”

“Okey, pero ¿sabemos en donde está él en este momento?”

Taylor escanea sus notas, “Obviamente nosotros no estamos vigilando a Ethan, pero el reporte dice que Mia lo dejo en el bar para ir al baño. Gavin estaba parado fuera del baño de damas esperando por ella, pero después de un rato a él le pareció sospechoso y fue a buscarla. Por lo que podemos decir, ella salió por la puerta de servicio de los baños y allí es donde el rastro se perdió.”

¡Ugh! Quiero gritar. Los hechos no están llegando lo suficientemente rápido. “Llama a tus chicos Taylor. Averigua en donde está Ethan” le ruego, luego me volteo hacia Christian para explicar.

Uno nuestras manos, y observo el aspecto más demacrado de su rostro mientras Taylor hace la llamada. Puedo ver que él se siente responsable y espero con todo mi corazón que esto se lleve como lo veo en mi cabeza. “Mia ha estado tratando fuertemente de volver con Ethan, y esta noche era su último esfuerzo para que él lograra confesar sus sentimientos hacia ella. Yo estoy esperando que haya salido tan bien que ellos se escaparon para tener un poco de… uhm… privacidad” Es eso o ella está devastada por su rechazo y quiere estar sola, pienso con mi estomago cayendo con un nuevo lote de aprehensión en nombre de Mia.

Su expresión es incrédula, como haciéndosele difícil de procesar mis palabras. “¿Tú crees que ella abandono a su guardia para estar a solas con Ethan?” la puntada en su voz es una octava o dos más alta que su retumbe bajo habitual, y está a punto de gritar.

“No lo sé con seguridad” digo nerviosamente, tratando de sonar relajada al mantener mi tono tranquilo, “Pero, eso espero. Puede que Ethan tenga una habitación en el hotel para no tener la necesidad de manejar de regreso a la ciudad esta noche. Puede que estén atrincherados allí”

Medio escuchándome y emitiendo órdenes al mismo tiempo, Taylor le instruye a su agente que verifique eso en la recepción del hotel, luego empieza a pasear de un lado al otro de la oficina mientras espera por las noticias. La tensión bajo la cual se encuentra está muy clara en la forma en que se mueve – sin descanso, como un animal enjaulado. Sus nudillos pálidos contra el bronceado de su mano, su agarre en el teléfono tan feroz como la concentración en su rostro cansado.

“Mierda, espero que tengas razón, pero voy a despellejarla viva si ese es el caso. ¡Joder!” Christian dice con dientes apretados, dando paso a otra ola de agitación cuando pasa sus manos a través de su cabello alborotado.

Christian y yo volteamos bruscamente ante el retumbo de Taylor cuando ladra al teléfono, nuestras orejas en sintonía con cada matiz de su voz, “¿Si tiene una reserva?” Él mira hacia arriba para encontrar la mirada de Christian y le da un pequeño asentamiento con la cabeza. “Entonces lleva tu trasero hasta allá, ¡YA! ¡Tumba la maldita puerta si es necesario!”

Con el teléfono en altavoz, lo lanza sobre el escritorio. Cruza sus brazos sobre el pecho, probablemente para mantener la calma de los nervios que zumban a través de él. Escuchamos la respiración pesada de nuestro hombre en el campo mientras corre para seguir las órdenes de Taylor. Un timbre nos dice que ha entrado al ascensor y todo está tranquilo por un momento mientras sube algunos pisos.

Emitimos un gemido colectivo cuando escuchamos el timbre de nuevo, pero pronto nos damos cuenta que es una falsa alarma cuando Gavin no empieza su trote. Sostengo mi respiración, esperando contra todo que Mia esté a salvo. Con un apretón a su bíceps, le doy a Christian un poco de tranquilidad en medio de este mar de incertidumbre.

Otro timbre suena y Gavin está en movimiento, bruscamente haciéndose paso en lo que asumo es un pasillo. No sé los otros, pero mi corazón ha dejado de latir, y mis respiraciones son cortas. Mis pulmones ansían una bocanada de oxigeno pero estoy inmóvil. Nuestro mundo es de repente pequeño, únicamente enfocados en los sonidos emanados del teléfono celular.

Salto cuando escucho el puño de Gavin contra la puerta de la habitación de Ethan. “¡Sr. Kavanagh! ¡Abra la puerta! ¡Es una emergencia!” grita antes de golpear la madera de nuevo. En silencio esperamos… y esperamos… y esperamos. Gavin lo intenta cuatro veces más pero no obtiene respuesta.

¡Oh no! ¡Oh mierda! ¡Oh mierda! ¡Estaba tan segura! ¿En dónde demonios está Ethan?

Taylor agarra el teléfono, pero esta vez lo usa como un radio de dos vías para que nosotros podamos seguir la conversación. “Gavin, involucra a los de administración. Quiero que esa habitación sea registrada.”

Escuchamos cuando Gav le da a su equipo sus propias instrucciones, obviamente quedándose en la habitación de Ethan. Sé que en realidad no pasa mucho tiempo hasta que lo escuchamos saludar al gerente en una voz tensa, eso porque el reloj me lo dice, pero se siente como una maldita eternidad.

Mi mente se llena con imágenes aberrantes de cuerpos descuartizados con ojos vidriosos mirando fijamente al techo. ¡Detente! Me digo a mi misma, dándole un sacudón a mi cabeza para deshacerme del drama de crimen que atrapó mi imaginación. Cierro mis ojos y me obligo a respirar, concentrándome en pensar solo cosas positivas.

“Estoy adentro” viene de la voz robótica de Gavin a través del altavoz. Escucho el sonido de una puerta golpeándose contra una puerta y luego el infierno se desata. Escuchamos el chillido estridente de una mujer en apuros. Cuando el teléfono de Gavin cae al suelo, obtenemos sonidos de un forcejeo y de gritos incrédulos de ¿Qué mierda..? emitidos por un hombre, cuya voz no puedo ubicar entre el ruido y la distorsión de la conmoción escalofriante.

Mi corazón está latiendo a un ritmo frenético. Me guindo del lado de Christian, sosteniéndome de su brazo como si mi vida dependiera de ello. Nuestros ojos están pegados en el teléfono, abiertos como platos, nuestras bocas están abiertas con horror, jadeando. Las imágenes que el audio evoca son aterradoras. Estoy segura que Taylor y Christian se sienten tan impotentes como yo en este momento, como si hubiésemos sido atrapados en arenas movedizas, desesperados por ayudar pero enloquecidamente paralizados.

“Sr. Kavanagh! ¡Ethan!” es la voz de Gavin, tensa pero autoritaria. “¡Retírese!” gruñe, y tomo mi primera respiración completa en minutos.

Independientemente de lo que está sucediendo, ¡Ethan está allí y vivo! Mi mente salta inmediatamente al grito de la mujer, pero antes de tener tiempo de formar completamente la pregunta en mi mente la escuchamos de nuevo. “Está bien, baby, él está conmigo. Déjalo ir” ella ruega tranquilizadoramente.

¡Es Mia! ¡Oh, gracias a todos los santos! ¡Gracias, gracias, gracias! Mi cuerpo completo cae con alivio mientras rezo, y por las exhalaciones largas de aire a mi alrededor, parece que los chicos lo están sintiendo en igual medida.

Christian se tumba en la silla más cercana y me lleva con él, abrazándome fuerte. “¡Gracias carajo!” murmura contra mi cabello.

“Gavin, ¡informa!” Taylor ruge, incierto de si Gav ha agarrado el teléfono aun.

Hay un sonido torpe y luego la voz mucho más clara de Gavin cuando habla directamente al teléfono. “Todo despejado señor. La marca está a salvo y segura.” Dice sin aliento por la pelea pero el dulce alivio en su tono es indiscutible. “¿Reporte en cinco minutos?”

“Entendido Gavin” responde Taylor secamente luego termina la llamada. Él lanza el dispositivo en la silla más cercana, feliz de librarse de él. Restriega sus manos sobre su rostro. “¡Que día tan jo!”

Resoplo. Sé que el que no haya maldecido es solo por mi beneficio, pero en el contexto es bastante gracioso como él logra recordarlo incluso ahora. “Esa fue una mierda bastante jodida” estoy de acuerdo inexpresiva, y no puedo evitar mi sonrisa en respuesta cuando Taylor suelta una pequeña sonrisa.

Christian, por otro lado, no está listo para dejar ir su rabia, pero parece más que todo dirigida a la poca colaboración de Mia. Ella puede que esté a salvo de los peligros espantosos en los que la imaginamos, pero ella está en grandes problemas con su hermano mayor.

“Repórtame cuando hayas terminado con Gavin” Christian suena cansado, desinflado. Esta cosa con José, el potencial constante de la misma y lo desconocido rodeándola, nos está pasando factura a todos, pero más a él.

Taylor asienta con la cabeza luego se voltea para irse. Él querrá estar en su propia oficina cuando Gavin lo llame de nuevo. “Gracias Taylor” dice Christian tranquilamente a su espalda.

Taylor se voltea, reconociendo la gratitud de Christian con un pequeño saludo. “Solo haciendo mi trabajo señor. Estoy contento que ella esté a salvo.”

squiggle1

Una hora después Christian se me une en la cama, y estoy complacida cuando comparte los detalles del reporte conmigo de manera espontanea. Más feliz aun cuando me dice que yo tenía la razón.

“Pero, ¿por qué Ethan no abrió la puerta la primera vez que Gavin tocó? Seguramente ellos debieron escuchar el golpeteo” Esa es la única parte de la historia que todavía no me cuadra.

Si Christian fuera de los que se ruborizan, me da la impresión que a él le pasaría eso en este momento. Se aclara la garganta, luciendo decididamente incomodo. “Bueno… Uhm… No, ellos no escucharon. Ellos estaban en la ducha”

¡Oh Dios! ¡Bien Mia! Pienso, pero trato de mantener mi sonrisa para mí. Es obvio que Christian no aprecia el pensar de su hermanita como una criatura sexual. Ahora que el peligro potencial ha terminado estoy más que feliz de remplazar la preocupación con alegría, emocionada que Ethan y Mia finalmente están logrando actuar juntos.

squiggle1

Tanto Kate como Mia me llaman la mañana del domingo, igual de emocionadas por el noviazgo que todas hemos estado alentando. Allí decido que no hay nada más que hacer que vernos las tres para almorzar. Una buena tarde de chicas con todos los detalles jugosos, o los que Kate pueda aguantar – Ethan es su hermano, después de todo.

A pesar que Christian ha tenido todo el día para sacudirse el drama de la noche anterior, hay un nerviosismo en él, aferrándose como los fragmentos de una mala pesadilla. Sospecho que eso es exactamente lo que todo el asunto se siente para él, no solo la preocupación y el miedo por su hermana, pero también el recordatorio de la verdadera pesadilla que lo hice pasar cuando evadí la vigilancia de Sawyer.

Tampoco puedo descartar que esto ha traído a colación la noción de lo rápido y fácil que las cosas pueden salir mal. En el abrir y cerrar de ojos el mundo puede cambiar, alterando todo cuando un ser amado sale lastimado. Es la situación perfecta para traer las peores sombras de mi hombre despótico, hambriento de control.

Sintiéndome culpable, a pesar que viene natural bajo estas circunstancias, no es el camino para mí de compensar los errores del pasado. Por el bien de mi esposo, trabajo las herramientas que el Dr. Flynn ha inculcado en mí: ser solidaria y no revolcarme, aferrarme a lo bueno en lugar de enfocarme en lo malo, permanecer positiva, afirmando el amor de las personas en mí vida y como se traduce en mi autoestima. No hay nada que quiero más que ser lo que Christian necesita que sea en este momento, incluso si algunas veces me vuelve loca.

squiggle1

Kate y Mia llegan juntas, pero a duras penas puedo saludarlas antes que un Christian gruñón se lleve a Mia hasta su estudio. Teniendo en cuenta su naturaleza, no hay escapatoria de la reprimenda masiva que le viene, pero espero que él no sea tan severo. Estar bajo vigilancia las veinticuatro horas del día es un estorbo en el mejor de los momentos.

“¿Qué pasa con él?” pregunta Kate, apuntando su pulgar a la puerta cerrada de su oficina.

“¿No sabes?” jadeo, mis ojos como platos.

Cuando ella niega con la cabeza, le doy la versión rápida. Estoy segura que Mia está demasiado emocionada de haber vuelto con Ethan como para molestarse en mencionar a Gavin, si no es para decir que golpeo y derribo la puerta de la habitación de hotel.

Kate hace una mueca cuando termino, “¡Ouch! Entiendo el por qué ella lo hizo pero, ¡Santo cielo, puedo entender porque Christian se volvió loco de mierda!”

Solo puedo asentar con la cabeza, confirmando lo loco de mierda y luego algo más antes de que le haga un gesto a ella para que se ponga cómoda en el sofá. Hablaremos de la feliz pareja cuando Mia se nos una pero, mientras tanto, estoy ansiosa por escuchar como se está sintiendo mi amiga. “Esperemos que no sea demasiado duro con ella. Pero dime, ¿Cómo te has sentido?” Involuntariamente mis ojos van a su vientre antes de encontrar su mirada de nuevo.

“¿Hoy?” ella sonríe ladeado, “Estoy estupenda. No muy segura si durara” ella califica con una ceja sarcástica arqueada, “Pero estoy disfrutando el sentimiento por ahora”

Mi sonrisa es de simpatía. Sé que tan rápido los cambios cíclicos femeninos pueden liderar un momento, el juego entre feliz y triste, molesta y vulnerable. “¿Las hormonas no?”

Kate resopla, “Si, progesterona, y hormona luteinizante, y hormonas folículo estimulantes.” Ella pone sus ojos en blanco, fluida en su recién encontrado entendimiento de nuestro sistema reproductor. “¡Mierda, es bueno que tenemos zapatos, y vino, y chocolate!”

Esta vez me rio, “Si, y no te olvides de los hombres maravillosos en nuestras vidas” le guiño y le doy un pequeño apretón a su rodilla, sintiéndome agradecida que no estamos solas en esto.

Kate y yo volteamos a la vez a una Mia aturdida cuando se nos une un minuto después. “Santa mierda, ¡eso fue duro!”

Hago una mueca, pero entiendo la necesidad de Christian de hacerla darse cuenta de lo que nos hizo pasar. “Estábamos tan preocupados, Mia, y sabes cómo es él”

Ella se lanza en el sofá. “Mira, lo entiendo, pero él estaba brutalmente serio allí. ¡No sé cómo lo aguantas!”

Mis labios se afinan en una línea compungida. “Entender de donde viene ayuda, pero no siempre es fácil.” Admito.

“Bueno, todo lo que puedo decir es ¡mis respetos hermana!” rápidamente ella golpea el puño contra se pecho y apunta un dedo hacia mí, el gesto de pandillera completamente fuera de lugar, pero tan esencia de Mia.

Nuestro coro de risas suena alrededor de la sala y misericordiosamente establecen el tono del resto de la tarde. Alegremente Mia nos cuenta sobre la doble toma que hizo Ethan cuando la vio luciendo impresionando del brazo de Reginald, solo que ella no lo llama Reginald. Ella lo llama Reggie-Wedgie, y de pronto la historia nos tiene en ascuas.

Ella describe como sintió los ojos de Ethan sobre ella toda la noche, como cada vez que ella miraba hacia arriba él estaba allí, mirándola fijamente, y como le tomo todo en ella para no dejar a Reggie e ir tras él, pero ella mantuvo su postura y su paciencia dio frutos. Cuando Reggie-Wedgie se disculpo para trabajar, ella encontró un lugar en el bar y aparentemente Ethan casi que corrió a la silla vacía junto a ella.

“Él estaba tan nervioso, torpe y sonrojado. Me pregunto qué tan serio era lo mío con el Wedgie, pero yo solo le di una pequeña sonrisa y un pequeño encogimiento de hombros. Ya saben, sin compromiso. No sé lo que él pensó que significaba eso, pero en el siguiente momento, se aclaro la garganta y ¡eso fue todo!” ella mira hacia abajo, casi con timidez. Sus manos están dobladas sobre su regazo pero no hay duda del brillo en el rubor que colorea sus mejillas mientras reproduce los acontecimientos de la noche previa.

“¡Vamos entonces mujer! ¡No nos tengas en suspenso!” Kate presiona juguetonamente.

Tengo la sensación que ella está restándole importancia a la escena cuando continua, “Oh, no fue mucho más” bromea con una sonrisa de gato Cheshire. “Él solo dijo que lo lamentaba por como las cosas terminaron entre nosotros, y que tal vez estaba re-evaluando sus sentimientos, y que nosotros no estábamos poniéndonos más jóvenes, ese tipo de cosas.”

“¿Eso es todo?” me quejo, sintiéndome engañada, pero todavía, su expresión dice que hay más por venir.

“Si, eso básicamente” confirma, pero está vez, ella está mordiendo su labio para contener la sonrisa estoy segura va a superar cualquier sonrisa.

“¡Mia!” Kate y yo gritamos, gruñendo nuestra exasperación.

Incapaz de contener su euforia durante más tiempo, ella chilla, “Y luego, ¡me pidió que me casara con él!”  Extiende su mano, mostrando un anillo de flor demasiado exagerado, una pieza de joyería de fantasía hecha de perlas de vidrio.

65a

Mia recibe un ¡Cállate! De una Kate de ojos sorprendidos y un ¡No puede ser! Sin aliento de mi parte. Estamos extasiadas por ella, llenas de alegría de hecho, pero estamos mirando fijamente al anillo, inseguras de que decir al respecto. Es bonito, de seguro, pero ¿en dónde demonios está el diamante?

Cuando ella ve nuestras caras perplejas se ríe, alto y largo, riéndose desde lo profundo de su vientre. “¡Ese no es el ANILLO real!” gruñe a través de sus lagrimas que caen, y golpeando su muslo.

Kate ve mi mirada, desconcertada pero sonriente. También estoy divertida pero solo puedo encoger mis hombros. Tendremos que esperar a que ella se calme antes de tener la historia completa.

“Chicas ustedes me matan” dice, limpiando las lagrimas de alegría en sus ojos, “Obviamente nada de esto fue planeado” comenta dramáticamente, guiñando hacia mí.

Me río. Por supuesto, no planeado a la letra, pero creo que el pobre Ethan se desmayaría si supiera el esfuerzo por el que pasamos ayudándolo a ver la luz.

Tomando una respiración inestable después de su histeria, vuelve a empezar. “¡Estaba fuera de mi misma, pero simplemente no podía esperar más para decirles!” de nuevo ella sonríe, estremeciéndose con placer. Claramente sobre la luna.

“Así que, antes que él hiciera la pregunta que hizo, me pregunto si podíamos irnos para pasar un rato en privado, que él quería hablar conmigo a solas. Allí fue cuando divise mi pequeño plan de sacudir al pobre Gavin” ella arruga su cara cuando me ve a mí, casi – pero no del todo – disculpándose.

Sonriendo, sacudo mi cabeza. Solo Mia.

“Hice mi camino al ascensor de servicio y fui arriba para encontrar a Ethan en frente de su habitación. Apenas cerró la puerta antes de tenerme contra la pared. ¡Sus besos hicieron que mis dedos se enroscaran!”

Emitimos un suspiro colectivo. Nada como el deseo caliente y años de separación para incendiar las pasiones dormidas. Medito para mí misma. Eso es definitivamente algo de lo que sé una o dos cosas.

“Oh Mia. Estoy tan feliz por ti” suspiro.

“Si, si, ¡estamos emocionadas! ¡Ahora cuéntanos sobre el loco anillo!” Kate gruñe de buena manera.

Mia se ríe y se sonroja. En una delicia verla ser feliz y burbujeante como ella es. Vemos su expresión cambiar de encantada a soñadora. “Fue tan romántico. Él terminó el beso, se arrodilló sobre su rodilla y agarro mis manos. ‘Mia’ dijo, ‘Joder, no voy a perder más tiempo. Cásate conmigo o ten mi miseria en tus manos por el resto de tu vida’ saco el anillo del bolsillo y lo deslizo por mi dedo sin ni siquiera esperar por mi respuesta. Cerro sus grandes manos sobre el anillo y lo sostuvo, como si pudiera hacerme acceder si lo mantenía en mi dedo” ella cierra su puño sobre su mano libre y lo pone sobre su corazón mientras mira fijamente al espacio, reviviendo el momento conmovedor.

“Awww” Kate arrulla conmigo.

“Aparentemente, mientras yo me estaba escapando de Gav, Ethan vio el anillo en una de las invitadas, se acerco a ella, le explicó la situación, y ¡ella felizmente accedió a dárselo! ¡Es tan dulce!”

Kate aclara su garganta ruidosamente. “¡Espero que le hayas dicho a ese hermano mío tacaño que te compre un diamante de verdad!”

“¡Kate!” la regañamos en un acento cantarín, riendo.

“Dale chance al chico. ¡Yo digo grandes puntos por creatividad!” mis palabras reciben más risas de todas. Casi puedo sentir la oleada de felicidad entre nosotras. Una menos, todavía otra más, pienso mientras planteo los resultados del embarazo de Kate, que son para el martes.

XXXXXX

La nueva semana se asienta en una rutina incomoda. Este juego del gato y el ratón que José está jugando – o no jugando, para el caso – me está afectando. Odio captar destellos de movimiento desde la esquina de mi ojo en lugares donde sé que estoy sola. Es suficiente para hacer sentir inestable a alguien, y todo el debacle con la desaparición de Mia subraya el hecho que estamos lejos de estar fuera de peligro. Si hay siquiera un peligro.

¡Ugh! Casi deseo que él haga su movida para que podamos seguir adelante. La incertidumbre nos tiene al borde de la locura. La mañana del martes es particularmente mala. No sé si son los resultados inminentes de Kate lo que me está haciendo sentir tan nerviosa, o este sentimiento de aprensión batiendo en mis entrañas.

Aunque estoy esperando la llamada, salto fuera de mi piel cuando el celular suena. Me preparo cuando veo el rostro de Kate en la pantalla. Eso es…

Gracias por leer. Por favor no olviden dejar su comentario.

Link para el capitulo 66

 

18 thoughts on “Capitulo 65

  1. Yomairi says:

    Dios esecapitulo ha estado maravilloso 😍😍😍😍 Me da tanto gusto que Mía y Ethan por fin están juntos, se merecen ser felices y la pobre de Kate espero que por fin esté Embarazada. Me pregunto que sera lo que esta planeando Jose que no ha dado señales de vida!! El pobre de Christian terminará loco de desesperación. Muchisiiiimas gracias por el capitulo. Espero con ansias el próximo capitulo y saludos desde aquí en Rep.Dominicana

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Hola Yumairi, bienvenida! Si la verdad que se siente tan bien cuando lees que todo esta saliendo como quieres jejeje… Que bueno que te ha gustado el capitulo y gracias a ti guapa por tu comentario. Ya pronto el proximo capitulo. Un abrazo grande hasta RD
      Kx

      Like

  2. Guille says:

    Keren que capítulo por dios me encanto como toda la historia mil gracias ya estoy desesperada por el prox. Capítulo besos 😍😍😍😍😍 saludos a monique un fuerte abrazo a ambas ☺

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Jejeje no te desesperes Guille! No quiero que te de un infarto 🙂
      Ya prontito el proximo capitulo. Gracias como siempre por tu comentario guapa. Un abrazote
      Kx

      Like

  3. Lupita Fernandez says:

    Este capitulo me tenia apretandome las manos de los puros nervios. Me da tanto gusto por Mia. Ahora a sufrir por otro capitulo paea saber de Kate. Muchisimas gracias kere.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Hola Lupe! Si la verdad que siento la tension incluso cuando hago las traducciones. A pesar de haber leido la historia vuelvo a sentir todo de nuevo. Ya prontito el proximo capitulo. Gracias por tu comentario. Un abrazo guapa.
      Kx

      Like

  4. Anne Luna says:

    Santo Cristo es un capitulo con mucho suspenso me encanto mil gracias por conpartirnos esta gran historia cada vez me gusta más, espero que Kate ya quede embarazada lo merece y feliz con el matrimonio de Mía y Ethan .Graciasssssss

    Liked by 1 person

  5. Adriana Perez says:

    Mia se merece ser feliz y me dejó un dulce sabor su historia.. Bellísima!! Por otro lado, Christian terminará con úlceras y canas a ese ritmo, por favor!! Que no sufra tanto.. Como siempre genial Kereny!! Besos a Monique.

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Hahaha tienes razon respecto a Christian, esta muy joven para tener tantas molestias! Adri si la verdad que es bonito ver que Mia es feliz con Ethan. Gracias guapa por tu comentario. Un abrazo
      Kx

      Like

  6. Fanny Rebellon says:

    Wowww Pobre Cristian, tanta intensidad lo va a enfermar, pobre, aunque cualquiera ante tanta incertidumbre y amenazas. Me encanta que Mía por fin haya logrado a su Amor, Ethan es terco, ahora se viene el matrimonio y el embarazo de Kate, pero lo mas fuerte es la amenaza de Jose. Gracias Monique. Y Gracias Kereny fantástico capitulo, casi pillan a Ethan con las manos en la masa jajajaja

    Liked by 1 person

    • KereCB says:

      Jejeje creo que los pillaron con las manos en la masa completa… jajaja pero es bueno verlos felices… Gracias a ti Fanny por tu comentario. Un abrazo amiga
      Kx

      Like

  7. Janmilette says:

    Hermoso capitulo cada vez me quedo con ganas de mas

    Liked by 1 person

  8. Claudia Henao says:

    Ayyyy por favor que de resultado el plan de kate ” dedos cruzados”. Y Mía genial por fin….. Qué bonito todo. Solo falta la movida de José. Me encanto este capítulo gracias Monique, Keremy. 😘😘😊😊

    Liked by 1 person

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s