Capitulo 7

Llego a nuestro hotel, mucho más temprano de lo que esperaba debido a mi acortada reunión. Salgo del taxi y camino pasando por el kiosco donde venden periódico, situado en el fondo de la manzana de donde nuestro hotel está situado. Mis ojos escanean casualmente filas y filas de material de lectura lujuriosa y periódicos, cuando de repente mis ojos de detienen, viendo algo que me hace mirar dos veces.

Hey esa soy yo!

Estoy sorprendida – Ay no, mi corazón se tambalea y se sumerge en una caída libre – y Christian, abrazándonos, ayer en la mañana en el hotel Conrad, cuando nos encontramos en el bar del patio. Agarro con mis manos temblorosas el periódico Miami Herald, y miro de cerca la imagen. El titular de la primera pagina dice: “MAGNATE ECOLOGISTA SE REÚNE CON SU EX – ESPOSA”.

Demonios! Estoy en la página principal de un periódico! ¿No tienen ellos nada más importante sobre que escribir?, hay guerras en todos lados, por el amor de Dios!

Ay Dios! Christian se va a molestar, pero ¿Cómo consiguieron la imagen? Me hago la pregunta y tengo la respuesta al mismo tiempo: recuerdo en mi mente la salida del hombre con traje barato y el calificativo de Christian – “malditos paparazzi” Ese bastardo!.

Mi rabia me trae de nuevo al presente y busco dinero para pagar por el periódico. Murmuro mis gracias e inmediatamente empiezo a leer el artículo mientras camino al hotel. El artículo escandalosamente errado inicia con la historia de un Christian como un hombre hecho – a sí mismo, detalla nuestro corto noviazgo y matrimonio seguido de nuestro divorcio repentino. Luego dice que nos han visto juntos, en proceso de reconciliación y que nos casaremos de nuevo muy pronto. Me tropiezo dos veces con las personas que van caminando por la acera, pero apenas me doy cuenta, concentrada en los inventos tan descarados.

¿De dónde sacan esta basura?

Cuando voy en el ascensor hacia nuestro piso, medito las implicaciones del artículo. A mí, particularmente no me importa lo que el mundo piense de nosotros, pero Christian es un hombre muy privado y mi primera preocupación es su familia. Hubiese sido ideal mantener las cosas a escondidas mientras resolvíamos la situación entre nosotros, encontrando una nueva dirección a nuestra relación. Y tan solo después de eso, darles la noticia a sus padres acerca de su nieto – y mi estupidez.

Toda la esperanza que tenia de eso, está perdida ahora. Me da miedo lo que los Grey harán de esto – y de mí.

Mi mamá corre a mi lado cuando ve mi rostro. “¿Qué te pasa cariño?” su voz llena de preocupación mientras la parte posterior de su palma me acaricia suavemente la mejilla.

“Ay mamá” dejo caer pesadamente mi cabeza en su hombro y espero por su abrazo para calmar las lagrimas que se aproximan. Después de un momento, me alejo y suspiro profundo. Le pongo el periódico en las manos y me aplasto en el sofá, mi cabeza descansando en mis manos – vacías.

Rápidamente echa una ojeada al artículo ofensivo, se sienta en el brazo del mueble junto a mí, frotando suavemente mi espalda. “Cariño, esto no es tan malo” encoge sus hombros, “molesto y falso, pero ¿y qué?” ella es toda calma tranquilizadora y razonable.

“¿Qué quieres decir con que no es tan malo?” Mi voz va en aumento, incrédula y me siento rígida y con molestia. “¿Puedes imaginar que van a pensar los padres de Christian cuando vean esto? Todo, sin lugar a duda de lo que viene ¿y luego se enterarán que tienen un nieto secreto?” La miro dispuesta a hacerla ver las cosas como son.

“Oh”, su cara se contrae. “Ya entiendo lo que dices” sus ojos miran al suelo mientras su mente lucha con las posibles consecuencias de mi comportamiento.

Me vuelvo a hundir en el asiento, consciente de que ella entiende completamente la fea situación ahora.

Mierda!

Cuando estamos sentadas en un silencio observador Chris entra a la sala. “Mami ¿tienes un libro ahora? ¿Dónde está? ¿Puedo verlo?” su entusiasmo está sacando de él oleadas de felicidad.

“Hola, hombrecito” lo beso en su frente y le doy un abrazo, “No amiguito, aun no, pero tu serás el primero en verlo, ¿de acuerdo?” fuerzo una sonrisa brillante para ocultar el caos en mi mente. Afortunadamente él es aún muy pequeño para reconocer mi angustia.

“¿Cuándo va a venir tu amigo especial? ¿Cuándo podemos ir al avión?” se libera de mi abrazo y salta en el asiento junto a mí.

“Pronto, pequeño ángel,” miro mi reloj, “su nombre es Christian y quiero que seas muy especial con él – ¿está bien?” le doy mi mejor mirada severa-de-mami

Él entrecierra sus ojos hacia mí, mientras considera mi petición; supongo que estará pensando en las cosas divertidas planeadas y que pasara si no está de acuerdo. “Está bien mami” sonríe y sale corriendo a su habitación.

Estaba tan emocionada por nuestra “cita” con Christian, pero ahora… No sé si quiero pasar todo el día con un melancólico e irritado Cincuenta.

“Entonces, ¿Cómo te fue?” el tono gentil de mi mamá me trae de nuevo al momento y gimo interiormente. Me había olvidado temporalmente de mi reunión truncada.

Inclino mi cabeza a un lado, mis labios están apretados en una línea pensativa. “Hmmm, creo que me fue bien, pero me abrume por los tecnicismos del contrato, así que le pedí a Julie si lo podía pensar. Podría conseguir algún consejo legal. Tal vez debería conseguirme un agente” Iba a pedirle ayuda a Christian, pero después de este pedazo de periódico, él no estará de un estado de ánimo colaborador.

“Eso es bueno cariño, no hay prisa. Mientras que te guste la empresa, esperar otros días para firmar no va a importar en el gran plan de las cosas” el giro maternal y posesivo que ella le da a las cosas es entrañable, pero hacen poco para animarme.

Antes de que podamos hablar más, escucho el pitido de que un mensaje de texto ha llegado a mi celular. A regañadientes dejo la comodidad del sofá y hurgo en mi bolso para buscar mi teléfono.

* Anastasia, espero que tu reunión haya salido bien, iré hasta la puerta a buscarlos. Los veo pronto. Christian”

Supongo que debemos alistarnos y comer algo rápido. Luego termino de empacar y preparo un pequeño picnic para hoy. Solía viajar ligera, pero una vez que tienes niños, tú necesitas de todo y hasta el fregadero de la cocina cuando sales. Debo recordar ponernos algo abrigador, así como también protector solar y sombreros. No va a servir de nada hacer molestar a Christian por ser descuidada – la seguridad va primero!

El mensaje que le envío, no refleja mi cansancio renuente tan repentino:

*Hola Christian, estaremos listos, gracias.*

A las 12:00pm escucho su tocada firme en la puerta, mi vientre y mi corazón comparten un nerviosismo, un poco de alboroto. La hora del Show!

Mi diosa interna esta vestida con un corset negro sexi, con la esperanza de atraer al hombre que amamos y mi subconsciente está frunciendo el ceño en señal de desaprobación.

“Vamos chicos” los llamo sobre mi hombro mientras camino hacia la puerta. Chris se une a mí en un instante – burbujeante con energía, pero mi mama se queda atrás en la sala, dándonos algo de espacio.

Cuando abro la puerta tengo el impulso de abanicarme el rostro, mientras mi corazón cardiaco se acelera. Guao! ¿Cómo puede un hombre ser tan sexy? En el instante en que nuestros ojos se encuentran, siento como mis pezones se ponen duros y aprieto mis muslos para juntarlos, mientras hago un apretón Kegel involuntario. Un rubor rápido y respiración acelerada agravando mi deseo e incómodamente poniéndome al descubierto

Maldito cuerpo, me reprendo a mí misma.

El lleva puesto pantalones cortos holgados de combate, en color caqui, que le llegan justo encima de la rodilla y una camisa polo azul oscuro hecha-para-desmayarme fuera del pantalón. Tiene el cuello levantado levemente y su cabello en su estado habitual, desordenado. Uno de sus codos está por encima de su cabeza, descansando en el marco de la puerta y sus ojos grises, revelan sus pupilas dilatadas mientras me come con la mirada. Su mirada carnal se queda por un momento muy largo en mis senos y luego detalladamente de arriba abajo antes de pararse insinuantemente derecho de nuevo.

Nos toma unos tres segundos y la chispa está allí, brillando, efervescentemente, sacudiéndonos – inclinándonos a mi hacia a él y a él hacia mi – su deseo propio no disimulado.

Me aclaro la garganta, “Hola” digo antinatural, “Christian, este es Chris” empujo bruscamente a Chris hacia Christian por sus hombros en la forma más anti–maternal posible, como si él fuera mi armadura. Demasiado tarde me doy cuenta de que lo debí haber invitado a pasar primero, pero mi concentración está de vacaciones por mis partes bajas.

La sonrisa satisfecha de Christian indica que él sabe exactamente lo que me está haciendo. Él rompe nuestro contacto visual y cambia su expresión, la remplaza por una cálida mientras se acuclilla para estar a la altura de Chris.

Su gracia hace que parezca un movimiento sin esfuerzo. Toda la intensidad de Christian está enfocada en Chris, y por un momento me preocupa que lo vaya a asustar. Chris levanta su brazo y se dan la mano, se miran el uno al otro con asombro. Extrañamente, puedo sentir su conexión desarrollándose.

“Hola campeón, soy Christian” Su veneración atemperada con una sonrisa sincera.

“Hola” la voz de Chris es tímida, pero mantiene su mirada en Christian y voltea su cabeza a un  lado, copiando inconscientemente una conducta de Christian. “Te pareces a mí.” Su pequeña mano se extiende al cabello cobrizo de Christian.

Christian y yo suspiramos, mi mano se dirige a mi corazón y el levanta la vista para mirarme a los ojos. Su mirada es solemne y profundamente afectada, la mía está inundad con lagrimas que van por mi mejilla. Es un momento poderoso, conmovedor y una vez más siento el aguijón de vergüenza.

Mi pequeño hombre no se da cuenta y rompe el hechizo, “¿En dónde está tu avión?” sus manos están entrelazadas en frente de él y esta balanceando sus hombres de lado a lado, aun tímido pero sin suprimir su curiosidad entusiasta.

“¿Quieres verlo?” Christian está sonriendo ahora, emocionado por compartir su juguete con otro chico.

Los ojos de Chris se engrandecen y menea su cabeza de arriba abajo, señalando un sí definitivo.

Christian se ríe “Está bien, te voy a mostrar mi avión, pero primero tenemos que ir a competir con nuestros botes en la bahía. ¿Te gustaría?”

Esto sella el trato para mi hijo y corre alrededor divertido con euforia. Christian es su nuevo mejor amigo. Libero un pequeño suspiro, debí haber sostenido la respiración por los nervios – Eso estuvo mucho mejor de lo que esperaba.

Mis modales finalmente entran en acción y tartamudeando lo invito a pasar adelante. Entramos uno al lado del otro a la sala donde está mi mamá esperando. El periódico ofensivo está sobre la mesa de comedor y cuando él lo ve, se detiene y me agarra de la mano para que me regrese. Cuando me volteo, me pongo pálida al verlo leer. Estúpida, estúpida!  Debí haberlo botado, tal vez él no sabía.

Ahora es muy tarde– mi subconsciente me arroja sus palabras que no ayudan.

“Maldita prensa” escupe el periódico con ira. Su cara se suaviza cuando se voltea para verme. “Anastasia, lamento esto. Tengo casi decidido demandarlos por esta mierda!”

Miro alrededor buscando a Chris, para ver si escuchó las malas palabras y aclaro mi garganta, “uhm, lenguaje por favor” le susurro y sonrió para hacerle saber que no me he enfadado.

“Sí, claro, lo siento” se retuerce y su expresión tiene una sombra de descontento.

“Ya sabes, niños” aun sonriendo, me encojo de hombros y toco su brazo ligeramente para tranquilizarlo.

No quiero perder la oportunidad para disculparme por las posibles consecuencias del artículo, así que traigo de vuelta el tema desagradable “Sobre el articulo” no puedo mirarlo, y un rubor aparece en mis mejillas. Muevo mi mano a medias hacia el periódico, “Lo siento; No quería que tus padres se enteraran de esta forma. No puedo creer que mi falta de consideración vaya a hacer daño a tantas personas” Cuando siento el aumento no deseado de lagrimas a punto de salir, empiezo a morder mi labio para distraerme. No llores, no llores!

La mirada de Christian es de preocupación, cuando finalmente logro tragarme las lágrimas y mirarlo a él; está sacudiendo su cabeza, perplejo. “Anastasia, yo ya hable con mis padres. Hubiese preferido hacerlo cara a cara pero esta,” Su mandíbula se tensa buscando una palabra “-situación me obligo a hacerlo”

Él me toca la barbilla con sus dedos pulgar e índice, apretando suavemente mi labio inferior para que no lo muerda. Inclina su cabeza para buscar mi rostro mientras sus dedos sostienen mi barbilla en el sitio “Ya les conté todo a ellos y creo que ellos entienden. No se sorprendieron cuando te fuiste; supongo que todo paso muy rápido para ellos también.” Su boca forma una línea triste pero su mirada se oscurece dramáticamente.

Mierda, sus padres ya lo saben! Me estremezco.

Rápidamente cambia su melancolía y deja caer su mano lejos de mí, “de todas formas, estoy agradecido por la diferencia de zona horaria, por lo menos lo vi antes que ellos lo hicieran y les pude advertir. Tengo a mis abogados en ello ahora; es mejor que ellos lo apabullen antes de que otros periódicos tomen el articulo”

“¿Deberíamos empezar con nuestra aventura?” Aplaude con sus manos; frotándolas vigorosamente para provocar algo de emoción de mí parte, todo rastro de agitación borrados y arrastrados por una ola fresca de entusiasmo.

Sr. Mercurial es su mejor momento, me maravilla. Nunca pensé estar tan agradecida por sus repentinos cambios de humor, pero ahora solo puedo ver los beneficios. Él no se detiene en muchas cosas; usualmente solo las supera, viviendo el momento. Muy útil de hecho.

Mi mamá se nos une con Chris en su cadera, “Christian, te debo una disculpa, si hubiese sabido lo que estaba tramando mi hija imprudente, la hubiese enviado directamente de vuelta a ti” Ella me lanza una mirada asesina y luego le sonríe a Christian. “Es bueno verte”.

Él se inclina hacia adelante hacia ella y le da un beso en la mejilla, apoyando ligeramente la mano en su hombro. “Hola Carla, gracias. Yo creo que ambos hemos sido un poco imprudentes” él le sonríe y le da un guiño irónico, ayudando galantemente a asumir mi culpa.

Veo como mi madre se derrite y sonríe tontamente como una adolescente por su amor platónico idealizado. Pongo mis ojos en blanco – consíguete una vida mamá!. ¿Y por qué yo no puedo obtener un guiño de esa manera?

Reúno nuestras cosas para ponerlas en el carrito del equipaje y deslizo el morral de día sobre mi hombro, una forma de recuperarme por mis celos irracionales. En serio!

Chris se sale de los brazo de mi mamá y hace una carrera hasta el carrito del equipaje para montarse, “¡vamos!” grita con placer.

Todos seguimos su estela y me pregunto si Christian lo hará bajarse porque puede no ser seguro. Pero él simplemente sonríe disimuladamente y le dice que se agarre fuerte y lo empuja a través de la puerta.

Oh Dios. Si fuera yo, probablemente me envuelve en algodón y me ata al carrito – solo por si acaso. Me pregunto si es porque Chris es un chico.

Después de que Christian y yo nos lanzamos el uno al otro unas miradas furtivas en el ascensor, nos dirigimos al Audi Q7 hecho a la medida que nos espera. Es otra bestia de automóvil, pero no es en el negro habitual. Este es plateado y luce completamente nuevo. Hmm. Sr. Controlador se está volviendo aventurero a su edad – una sonrisa se me dibuja ante el pensamiento.

Taylor sale de carro y asienta profesionalmente hacia nosotros. Se ocupa del equipaje mientras Christian abre la puerta trasera para nosotros. Él me mira con una sonrisa, sus ojos llenos de picardía, “¿Algo te divierte Anastasia?”

Chris se apresura junto a mí y hacia el carro, mientras me volteo para mirar a Christian. “Me gusta el color, es muy salvaje para el dueño de una flota de carros de color negro” pronuncio “salvaje” lentamente, dejando que mi lengua roce mis dientes por segundos muy largos para tentarlo y pestañeo provocativamente.

Él inclina su cabeza a un lado y me observa con una mirada presumida e instantáneamente intuyo que sea lo que sea por lo cual presume me va hacer intimidar.

“Gracias Anastasia, creo que si” me deja esperando por un momento antes de continuar; “Lo compre esta mañana. Estoy seguro que recuerdas que me gusta mantener mi preciosa carga segura y el color negro no es el adecuado para ese delicado y particular trabajo”

Hmm, carga preciosa? Chris, o yo, o ambos me pregunto esperanzadamente. De repente la realización me golpea como una bola demoledora. Él compro este carro especialmente para hoy.

Por todos los Santos! Mi mandíbula se cae y su rostro es de foto cuando se deleita en mi expresión de asombro – Le he dado obviamente la reacción exacta que él estaba esperando.

Me sonrojo como una remolacha roja. “Arg!” resoplo y sacudo mi cabeza con disgusto. Entro al carro para esconderme, solo para encontrarme con la próxima extravagancia. Chris está atado a un asiento elevado que se parece a los que usan los ingenieros en la NASA. Taylor debió haberlo puesto allí – estoy segura que viene con un video instructivo, sin olvidar el folleto obligatorio.

Christian se sienta en la parte delantera con su gracia tan usual y me ve a los ojos a través del espejo retrovisor, sin dejar de lucir satisfecho consigo mismo. “Como te dije Anastasia… carga preciosa” Y obtengo mi guiño de su parte, dejándome confundida y no solo un poco caliente.

Mi corazón se acelera, ¿por qué esta coqueteando conmigo? Tal vez no será tan difícil tenerlo de vuelta.

Nos dirigimos hacia el este, en un camino corto hacia el Parque Barnacle “¿Ustedes han comido algo?” Christian dirige su pregunta hacia mí, la chispa de desaprobación en sus ojos esperando para encenderse.

Me quejo en mi interior. Ah sí, el comer, ¿Cómo pude olvidarlo? “Comimos un almuerzo ligero, justo antes de que llegaras” Estoy agradecida de haber tenido la previsión de alimentarnos.

Cincuenta está complacido y asienta su aprobación, luego se desplaza en su asiento para estar en dirección hacia Chris en el asiento trasero. Ellos conversan animadamente acerca de la escuela, y deportes. Los escucho distraídamente, feliz de perderme en la impresionante vista del mar mientras que vamos conduciendo por la costa.

En el parque, Taylor nos deja y luego se va. Cuando Christian paga por nuestras entradas, la chica adolescente de la taquilla prácticamente hiperventila cuando mira de pies a cabeza al Sr. Esplendido, el hace que ella tartamudee, y se vuelva un lio de nerviosismo y simpatizo con ella, sé muy bien lo que se siente.

Si, los recuerdos vienen otra vez a mí. Su vida es un montón de mujeres comiéndoselo con la mirada. Recuerdo que tan celosa e insegura eso me hacía sentir. Siempre me pregunte por qué él me quería a mí y no a alguna de las mujeres que lo deseaban a su paso. ¿Siento eso ahora? Me doy cuenta de que no, y una vez más me resulta sorprendente – especialmente ante su indirecta. Estoy segura de su amor por mí. Siento que se preocupa por mí; es liberador sentirse segura para variar.

Chris ha arrastrado a mi madre en el parque, muy delante de nosotros. “¿Te importaría compartir tus pensamientos felices?” La pregunta de Christian me trae de vuelta de mi ensueño, en respuesta a lo que estoy segura es una sonrisa tonta. Sus ojos grises miran profundamente a los míos; tratando de ver los secretos que guardan.

Mantengo mi sonrisa para mí; no estoy preparada para compartir esa parte de información aun. “Simplemente feliz de estar aquí” lo digo con un suave y tono casual. Cuando lo veo a través de mis pestañas, rozo mi labio y veo como frunce su ceño por la inconformidad.

Sus ojos se abren y escucho su inhalación forzada, gris convirtiéndose en plomo mientras me evalúa a mí y lo que trato de hacer – Nunca podría esconderle nada. Luego, así como si nada, él lo da por terminado – agarra mi mano y me lleva a través de las puertas de la entrada; “vente!” me manda, de vuelta al control total.

Alcanzamos a mi mamá y a Chris y encontramos un idílico lugar, junto a la bahía. Es muy hermoso. Los arboles son exuberantes y verdes y el césped es grueso y esponjoso al pisarlo. Christian pone una manta para el picnic y de la cesta del picnic, saca dos replicas de su barco de vela, el Grace.

Uno tiene la vela de color rojo y el otro la tiene en azul. Él llama a Chris a que venga y le muestra los barcos. Creo que mi pequeño niño podría explotar con entusiasmo y corren hacia el borde del agua. Veo como Christian se sienta en el césped junto a Chris, él se toma largos y calmados momentos para mostrarle los pequeños detalles y características, está claro que él está relajado y lo más importante, que tiene paciencia.

Guao.

Me pregunto cuando tuvo tiempo para preparar eso, realmente dudo que él los tuviera a la mano por casualidad. Es muy conmovedor – lo lejos que él iría, para garantizar un día especial con mi hijo. Nuestro hijo, me corrijo – una sombra melancólica progresa en mi mente.

Me quito los zapatos y me pongo cómoda en la manta, moviéndome en el esponjoso colchón de césped. Mi mamá se une a mí y los miramos juntas en completo silencio. Mi corazón se hincha con amor por ambos; mi mamá siente mi inminente derrumbe e intuitivamente me abraza alrededor de los hombros. No tengo defensa contra las emociones superándome y no necesito palabras para explicarlo. La imagen de ellos, tan parecidos, lo dice todo. La sombra se convierte en arrepentimiento, retorciéndose y enroscándose dolorosamente en mi alma.

Christian deja que Chris gane las dos carreras, su imperturbabilidad y alegría con Chris es muy hermosa. Él nunca fue tan paciente conmigo! Por supuesto que va a ser un gran padre, hay muy poco en lo que él no es bueno. Aun no creo que él hubiera aceptado la paternidad de inmediato, pero ahora se, con visión clara de la retrospectiva que él se habría hecho a la idea eventualmente.

Pero el perdió cuatro años, gracias a ti. Las palabras no deseadas de mi subconsciente arpía suenan en mis oídos, pero no necesito que ella me recuerde, la culpa es una quemadura al rojo vivo, siempre punzante, siempre presente. ¿Cómo podré hacer las paces con él?

Me siento para ver como deambulan de vuelta hacia a nosotras, animados, Christian sostiene la mano de Chris y sus cabezas están volteándose del uno hacia al otro, Chris está mirando a Christian con reverencia y asombro. El sol está detrás de ellos, destacándolos con un brillo dorado – Son chicos de un cartel del preciado vinculo entre padre e hijo. Una foto instantánea del momento compartida, capturada para siempre en mi mente.

Más cerca de nosotras Chris se libera del agarre de Christian y se zambulle en mí, casi tumbándome. “Mami, gané, gané!” Su emoción nos hace reír y nosotros emitimos los Oohh y Ahhh apropiadamente. Tengo el presentimiento de que estaremos escuchando esta historia más veces a medida que el día avanza. Chris deleitándose en el orgullo de su victoria.

Christian se dirige hacia la cesta y saca lo que parece un magnifico almuerzo. El sonido de las envolturas y las aperturas captan la atención de Chris y mira todo con mucho deseo. Yo escondo mi sonrisa, contenta de que él coma casi cualquier cosa. Ociosamente pienso en Christian lidiando con un comelón exigente, especialmente un niño por el cual te preocupas. No he olvidado cómo reacciona él ante las personas que se les olvida comer, las duras estipulaciones de su contrato de sumisa respecto a la comida me vienen a la memoria. Si, pienso, es algo bueno que Chris coma bien.

Compartimos un almuerzo delicioso y escuchamos con satisfacción mientras Chris recita todos los términos náuticos que acaba de aprender de Christian y una vez más saborea su victoria con los botes. Él realmente ha aceptado a Christian y observo como Christian lo mira a él – el amor tan claro como el día, adoración escrita en grande. Él esta brillando con afecto paternal.

Oh, Guao!

Después del almuerzo mi mamá se lleva a Chris un rato a caminar por los jardines del parque para explorar, dejándonos a Christian y a mi solos. Él esta recostado sobre su espalda, su torso apoyado en sus codos junto a mí. Se ha quitado sus zapatos y luce relajado.

“Has hecho un trabajo increíble con él Anastasia” la nota respetuosa rasga las cuerdas de mi corazón. “Nunca dejas de sorprenderme”

El calor llega hasta mi rostro ante el inesperado cumplido, ¿Cómo puede ser él tan amable? “Gracias” respiro, “es un niño bueno” trato de ser amable pero, en su lugar sueno como si tuviera un nudo en la garganta.

Un silencio nos rodea, ninguno de los dos seguros de donde estamos. Contemplamos la hermosa vista, los rayos de sol rebotando en el agua, un resplandor de flashes dorados mientras la brisa mueve las pequeñas olas agitadas.

Christian es quien tiene el atrevimiento suficiente para irrumpir nuestros pensamientos distantes. “¿Cómo estuvo tu reunión?” Su voz es tranquila, medida y tengo la impresión de que se está encargando de ocultar su curiosidad, pero no menos ansioso por saber.

Dude pero solo por un momento, estoy lista para soltarle mis noticias, pero insegura de cómo decirle. ¿Debo ir por todas y decirle toda la verdad o debo expresarlo de modo que él me ofrezca su ayuda?. “Me fue bien, gracias”

Cuando yo no le doy una explicación inmediata, el levanta irritadamente su ceja, hábilmente borrando las pocas dudas que tenia – él obviamente quiere saber. “He escrito algunas cosas – novelas” Aclaro, mis ojos miran hacia abajo ante la incertidumbre, aun no acostumbrada a la idea. Automáticamente mis dientes muerden mi labio cuando la ansiedad se apodera de mi vientre.

Cuando soy lo suficientemente valiente levanto mi mirada hacia él, me encuentro con una mirada cuidadosamente cultivada y poco reveladora en su sitio. Él está tranquilo, esperando casi pacientemente que continúe, “Fui a una editorial que está interesada en publicarla”. Ahora la verdad está a la luz, el rubor tímido me llega a las mejillas, haciendo alarde del hecho que no confío en el valor de mi trabajo.

Él se sienta derecho, “Tú no has firmado nada aun, ¿verdad? ¿Tienes un agente? ¿Qué editorial?” me encojo un poco ante la fuerza de toda su atención, en modo CEO – interrogando, intimidante y solo un poco distante de agresivo.

“Uhmm… no… Pensé que debía hablarlo contigo primero” su tono me ha dejado tartamuda, un desorden de timidez. Mi pulso late irregularmente.

Él exhala y suspira aliviado y asiente su cabeza con decisión, “tomaste la decisión correcta” sus ojos claros me miran profundamente, de repente viéndome con otros ojos.

Dejo de lado la tensión acumulada en mis hombros, eso es bueno ¿no?

“¿Y entonces?” me presiona por más información, estoy agradecida de que su voz se ha modulado con un timbre más suave.

“No, no tengo un agente, y la editorial es que se llama Buy The Book, estoy tratando con Julie Logan”

“¿Julie Logan? Yo la conozco, ella será una buena opción para ti” reflexiona por un momento, su ceño fruncido tejiendo los pensamientos. “¿Por qué no viniste a mi? Sabes que Editoriales Grey siempre cuidará de ti, si te gusta ella” se encoge de hombros, “la contrataré para ti” él ni siquiera se da cuenta que está siendo dominante; mirándome directamente, su pregunta en honesta.

Esto es exactamente el por qué! ¿Cómo no puede saberlo?

Balbuceo, enredándome con mis palabras en shock, “uhm, nosotros no estábamos exactamente en términos de hablarnos y sabes que me gusta ser…, independiente” estoy tratando desesperadamente de ser discreta pero el rubor en mi rostro me delata.

Su mirada se vuelve oscura, emociones enfrentadas en su rostro y su boca dibuja una línea rígida. “Si, lo recuerdo, muy bien.” Es una acusación que esta nivelando hacia mí con una mirada de disgusto. Afortunadamente, se le borra del rostro, alivio corriendo a través de mi cuando él cambia la pista, “¿Qué vas a hacer?”

Estoy sorprendida de que él me este preguntando y no me este diciendo que hacer, procesar este pequeño cambio, me da tiempo de pensar. Recuerdo que su honestidad siempre solía derrumbarme y decido decir las cosas como son. “No lo sé, pensé que tenía suficiente experiencia en la industria editorial para hacer esto por mi cuenta, pero una vez que discutimos el contrato me… abrume” Miro a lo lejos, deshonrada de mi propia incompetencia. Subo mis rodillas, metiendo mi vestido entre mis muslos, y mis manos se distraen jugando con una hoja seca.

Se balance hacia mí, chocando suavemente mi hombro con el suyo, en un esfuerzo para ver mis ojos y a regañadientes me volteo para mirarlo. Tengo que tragar fuerte saliva ante la sequedad en la garganta y la demostración de su tierna bondad. “Puede ser difícil, obviamente la empresa te quiere por lo menos que te puedan tener, ya que pueden salirse con la suya, e inevitablemente el escritor siente que es un gran acuerdo por los derechos de su trabajo. Eso no hace que sea una negociación fácil” su tono es suave y reconfortante, haciéndome pasar saliva aun más fuerte.

“Los errores comunes que cometen los autores es ceder los derechos subsidiarios o compartir la representación de sus libros. Así mismo, a menudo no entienden que el pago por adelantado se devolverá a la editorial a través de las regalías que ganan” Su mirada es seria pero penetrante, tengo la sensación que está intentando entrar en mi cabeza.

Cuando no le respondo, él continua. Misteriosamente yendo directamente al corazón del asunto, “No seas tan dura contigo misma Anastasia, lograr que alguien se interese por tu trabajo es la parte más difícil y tú has logrado atraer a una editorial decente”

Una parte de orgullo florece inesperadamente en mi pecho y le sonrió tímidamente, no puedo evitar presumir un poco, “tres editoriales” le digo.

Él silba a través de sus dientes, “pues bien, ahí lo tienes” pone sus manos en el aire y sacude su cabeza con incredulidad y una sonrisa de admiración se dibuja en su boca.

Más atrevida ahora le respondo con una sonrisa descarada, “Entonces, ¿me vas a ayudar?” le pestañeo coquetamente, dándole la mejor interpretación de un acto indefenso femenino.

Él resopla antes, su cara se voltea con incredulidad y victoriosa finalmente. “¿Me estás pidiendo ayuda Anastasia?” Me retuerzo ante su escéptica y alegría poco sutil.

“No te regodees Grey, no te queda bien” trato de sonar ofendida, pero mi boca dibuja una sonrisa tonta – contradiciéndome totalmente.

“Nunca pensé que vería el día” él aun sigue negando con la cabeza, sus ojos brillando con buen humor. Se está divirtiendo mucho atormentándome, llevando todo aun mas lejos cuando acaricia su barbilla pensativamente, como si estuviera estudiando las opciones.

Mi rubor feroz viene en olas mortificadoras mientras él me sigue sonriendo, completamente satisfecho consigo mismo y me da el impulso irrefrenable de borrar esa sonrisa burlona de su rostro. Agarro un paño de cocina que está cerca y lo azoto en su dirección para darle un golpecito en su brazo, pero él es rápido como un rayo, lo agarra antes y se da vuelta junto conmigo presionándome debajo de él, estirando mis brazos sobre mi cabeza.

Nuestros ojos se cierran y siento como mi cuerpo se amolda al suyo. Él hunde su cabeza y roza su nariz con la mía. Muchos recuerdos de momentos íntimos entre nosotros inundan mi mente y levanto mi pelvis hacia él, anhelando la liberación que se solo él me puede dar. Él levanta su cabeza de nuevo, la sacude como regaño de manera tierna, la diversión aun permanece en su mirada tempestuosa. Él recupera su compostura y se me quita de encima con una gracia natural, liberando mis manos al mismo momento.

Los dos estamos sin aliento, mirando el cielo con nuestros corazones palpitando fuertemente en nuestros pechos. Mis hormonas están fluyendo por mis venas, trayendo calor a mi piel y un dolor incomodo en mi vientre.

¡Qué recordatorio tan injusto de nuestra conexión! ¿Cómo es él capaz de alejarse de lo que ambos deseamos tan desesperadamente?

Gracias por los comentarios de cada un@ de ustedes, los apreciamos mucho. Por favor recuerden dejar sus comentarios, COMENTEN, comenten, COMENTEN!

Link para el capitulo 8

 

21 thoughts on “Capitulo 7

  1. fanny rebellon says:

    Wau que capitulaso el encuentro entre padre e hijo fue muy emotivo, me imagino las emociones acumuladas de cristian me encanta, y como siempre tan dado a ayudar, como le abrio las puertas de su saber a ana, tan bello es perfecto Existira un hombre asi? Y Ana con sus remordimientos da cosa, pero lo merece ella cometio un error, aunque creo que en 5 años lo pago, porque estar todo ese tiempo sin 50 debio dolerle, Amo este capitulo en especial y amo como escribes monique lain que dios te de larga vida y te ayude en algun proyecto para sacar un libro, desde hace tiempo tienes una fan furiosa en mi, y kereny amiga gracias mil tu no tienes ni idea de lo que siento al ver esto en español, y te felicito te quedo super genial, te felicito por tu ingles es tu mejor arma para tu futuro en algun trabajo quiza fuera del pais, el saber ingles te abre todas las puertas, gracias por ser tan cumplida, tienes palabra y eso es muy importante, te quiero amiga a distancia pero al leerte te siento muy cerca, te he echo publicidad y he visto que en el cap anterior te escribieron, algunas estaban renuentes por el cambio de la historia pero les explique y entendieron y les encanto y has visto que al buscar CONOCIENDO A CINCUENTA SOMBRAS DE GREY POR SIROCCO 968) abre la pag y de 1 sale este fic? quede asombrada, hiciste algun arreglo con ellas? te tengo que preguntar por aqui porquepor el fc dificilmente te contacto y yo no tengo twiter un besote amiga de nuevo GRACIAS nos leemos…..

    Like

    • KereCB says:

      Guao Fanny, que lindas palabras, como siempre mil gracias por continuar leyendo y compartiendo esta linda historia. Es muy agradable ver que si les gusta el trabajo hecho, y para mi es un placer poder ayudar a llevar a todas esta historia maravillosa de Monique. Si yo creo que si existen hombres asI solo que andan escondidos debajo de las piedras jajaja… Con las chicas de Sirocco si pero nada aun, solo intercambio de correos, si puedes me envias el link para poder ver lo que me dices, porque ellas no me han comentado nada… SI aunque ahora creo que podre estar un poco mas en contacto a traves de FB… UN abrazo Fanny

      Like

  2. Ericka says:

    Dios cuantas emociones en este ecuentro padre e hijo. La verdad q christian a madurado mucho, aunq me duela creo q Ana necesita q el se haga el dificil, despues de todo el dolor y el sufimiento por su partida, ahora se le suma q tiene un hijo del q perdio sus primero 5 años, no quiero pensar lo q pasa por la cabeza de el. Pero en fin, cada dia esta mas interesante la cosa. Espero la proxima semana para leer mas o q el señor escuche mus plegarias y ustedes publiquen dos veces a la semana. Gracias por compartir y felicidades por el gran trabajo.

    Like

    • KereCB says:

      Pobre Ana, como quieres que siga sufriendo? jajajaja
      Claro Christian tambien sufrio pero ya todo se esta encaminando y ha conocido a su mini copia Chris…
      Un abrazo Erika

      Like

  3. BETTY MICH says:

    GUAUUUUUUUUU. Que capitulo tan más emotivo!!!!
    El encuentro de padre e hijo por vez 1a. fue de lo mas emocionante. Magnifico trabajo, de verdad que estuvo intenso.
    Como siempre, muchas felicidades.
    Ahora, a esperar un nuevo capitulo.
    EXCELENTE INICIO DE SEMANA!!!
    😉

    Like

  4. KereCB says:

    Siiii la verdad fue muy emotivo, si a me me costo traducirlo algunas veces no puedo imaginar lo que fue para Monique escribirlo…
    Muchas gracias Betty por el apoyo, de verdad que significa mucho para nosotras…
    Un abrazo

    Like

  5. milethgreyy says:

    GRAN CAPITULO ME ENCANTA ESPERANDO NUEVO CAPITULO ANIMO LO ESTAS HACIENDO EXCELENTE 🙂

    Like

  6. Janitzia Berrido says:

    Excelente capitulo, preciosa la relación entre Christian y su hijo. A Ana no le perdono lo que hizo y todavía se siente insegura ante Christian, por Dios Ana madura…Tendrás que pasar muchas para que Grey vuelva a confiar en ti…Que terca es Ana…Gracias por presentarnos este giro inesperado de la historia original, me gusta, aunque quiero ahorcar a Ana……Gracias!!!!!

    Like

  7. KereCB says:

    Jajaja gracias Janitzia… Me hace gracia tu comentario de “Por Dios Ana madura!” Si bueno son cosas que suceden.
    Gracias a ti por leer la bonita historia que Monique nos regala. Te invito a compartirla con las demas fans…
    Un abrazo!

    Like

  8. LauraBMD says:

    Buenísimo!! se me hace eterna la espera entre capítulos. Muchas gracias por traducirnos esta maravillosa historia

    Like

  9. fanny rebellon says:

    amiga pon para buscar la pag “conociendo a cincuenta sombras de grey por sirocco 968” cuando abre sale en ocasiones el nombre del fic conociendo a ……meandro y de primero le das y abre tu fic. por eso crei que lo habias hablado con sirocco.

    Like

  10. Muy bueno como siempre,me da la impresión que Grey no se lo pondrá fácil,voy loca por el siguiente!

    Like

  11. […] Da click aqui para leer –> via Capitulo 7. […]

    Like

  12. Martha Liliana says:

    Fantastico!!!! me encantan la manera de relatar la historia, cada 111
    reflexión, la descripción de los espacios y lo emotiva que es…..gracias

    Like

  13. Claudia Henao says:

    Ufff!!! Que bueno poco a poco se lo va ganando. Que bonito cambio el de Anastasia ser mas abierta con el. Muy chevere. Gracias Monique, Keremy.

    Liked by 1 person

Please, feel free to leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s